UCCL se congratula de que la Comisión Nacional de la Competencia haya escuchado a los ganaderos abriendo expediente sancionador a las principales industrias lácteas

Es una denuncia histórica de los profesionales que se dedican a esta actividad
Tras conocerse la noticia hace unos días, la Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) se congratula de que la Comisión Nacional de la Competencia haya escuchado a los ganaderos y haya incoado expediente sancionador a las principales industrias lácteas por “reparto del mercado” y la “fijación de condiciones comerciales” en el mercado del aprovisionamiento de leche de vaca cruda.

Desde esta Organización aún considerando esta medida un avance importante ante las continuas quejas que en este sentido han llevado a cabo los ganaderos se considera que se debe dar un paso más y tomar medidas ante los últimos movimientos de las industrias que han anunciado a los profesionales que van a retrasar los pagos de la leche en 60 días o la elevación, de manera unilateral, de las condiciones del producto que exigen para que no sea posible cumplir y bajar el valor que en origen pagan por él.

La Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) denuncia como el sector lácteo arrastra una profunda crisis desde hace dos años como consecuencia del hundimiento del precio de la leche, fruto de la actitud dictatorial de la industria, frente a un creciente incremento de los gastos que soporta cada explotación, especialmente la subida de los piensos que parece no tener fin.

Los datos que el Fondo Español de Garantía Agraria ofrece mensualmente ponen en evidencia la bajada de precios, inexplicable, que se está produciendo en el año actual sin que las Administraciones Públicas sean capaces de articular medida alguna para salir de esta situación.