UCCL hace balance de un año "con más sombras que luces"

2012 no ha sido un buen año para el campo en Ávila, según el balance realizado por el presidente de UCCL, Jesús Muñoz, quien ha lamentado los recortes de financiación, la reducción de activos y el envejecimiento del sector, junto con problemas como la sequía, los robos o el lobo

El presidente de UCCL Ávila, Jesús Muñoz, ha realizado este jueves un negativo balance del año 2012 para el campo. Muñoz ha destacado la reducción de presupuestos que ha significado la merma de ayudas y programas de mejora de las distintas administraciones, y especialmente la partida regional destinada a las Cámaras Agrarias, que ha sufrido una reducción del 61,32% y que, según ha recordado el también presidente de la entidad cameral, ha supuesto el despido de tres trabajadores.

 

Jesús Muñoz ha lamentado la reducción de activos de agricultura y ganadería a título principal por abandono de la explotación y ha indicado como factor relevante la prolongada ausencia de precipitaciones sufrida este año, "que ha afectado a la siembra y al desarrollo vegetativo de todos los cultivos". En este sentido, ha aprovechado para mostrar su desacuerdo con las ayudas del Gobierno a la sequia, a su juicio insuficientes.

 

Por sectores, el presidente de la UCCL ha apuntado que el vacuno de leche y el ovino de leche han sido los colectiivos con más pérdidas en la provincia. En cuanto al primero, Jesús Muñoz ha asegurado que "es uno de los que tienen los precios más bajos de la Unión Europea", lo que unido al "incremento desmesurado" del precio de las materias primas para la alimentación del ganado, ha provocado que "están produciendo a pérdidas". Esto ha motivado que "cada mes dos ganaderos de vacuno de leche abandonan su explotación". La falta de rentabilidad de los precios de la leche y el sobrecoste de la alimentación también han sido los principales obstáculos que ha señalado en el sector de ovino-caprino. No ha sido una ayuda, para el sindicalista agrario, la inclusión de la leche en la marca 'Tierra de Sabor', que ha calificado como "un fracaso, porque se está gastando dinero para no conseguir prácticamente nada".

 

La fauna salvaje ha sido otro de los factores importantes en el balance de la organización agraria. La convivencia del ganado con ella, según Jesús Muñoz, ha propiciado problemas de brucelosis y tuberculosis y con ellos un reforzamiento de la sanidad animal. Por otro lado, ha destacado el aumento significativo de ataques de lobos y buitres al ganado. "El peor año del lobo" se ha saldado, según datos de UCCL, con entre 110 y 120 ataques a ganado mayor, y entre 240 y 260 al ovino-caprino. Los buitres, por su parte, han sido autores de los a taques a 20-24 reses de ganado mayor y entre 15 y 18 de ovino-caprino. Jesús Muñoz ha insistido en que "no queremos seguros, queremos compensación íntegra de daños y control del lobo" y ha asegurado que los ataques de buitres, aves carroñeras, se deben a que "les hemos hecho cambiar de hábitos con la retirada de los cadáveres y atacan a los terneros recién paridos".

 

El presidente de UCCL ha hablado también del incremento de los robos en explotaciones agrarias y ganaderas, lo que motivó reuniones con el subdegado del Gobierno el pasado mes de marzo, fundamentalmente de material de riego y cable de cobre de instalaciones eléctricas.

 

En el sector agrícola, Jesús Muñoz ha destacado que la remolacha "esta perdiendo importancia y la retirada de ayudas ha contribuido a aumentar la crisis". También ha incidido en el retraso en los pagos a los cultivadores de tabaco de Candeleda y Poyales del Hoyo, "de los que solo la mitad perciben ayudas", y la reducción del 30% en la producción de cereal debido al incremento de los precios de los factores de producción, aunque ha apuntado como positivo el incremento del precio del cereal.

 

Por todo ello, Muñoz ha asegurado que 2012 ha sido un año "con más sombras que luces" para el campo, "un sector envejecido que en pocos años estará en vías de extinción si no se pone remedio".