UCCL denuncia el malestar de los Agricultores y Ganaderos por ser excluidos de los pagos de las Indemnizaciones Compensatorias de 2011

Desde esta Organización se apuesta porque la Administración competente proceda a revocar las resoluciones desestimatorias y proceda al pago con fondos correspondientes a 2012

Ante la llegada de las resoluciones desestimando la petición, la Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) denuncia el malestar existente entre centenares de Agricultores y Ganaderos a Título Principal que están viendo como han sido excluidos de las Indemnizaciones Compensatorias correspondientes a la solicitud de la PAC de 2011 al haber aplicado los criterios de prioridad al verificar que las peticiones superan las disponibilidades presupuestarias.

Desde esta Organización se critica que sea este año el primero en que se aplican los criterios de prioridad para esta ayuda que no se puede olvidar es una de las pocas que se destina en exclusiva a los profesionales que, de verdad se dedican a esta actividad. Los criterios que establece la normativa vigente al respecto: en primer lugar los agricultores jóvenes, en segundo aquellos titulares con explotaciones ubicadas en municipios incluidos en la Red Natura 2000; en tercer lugar quienes tengan compromisos en vigor de alguna ayuda agroambientales y, por último, los nacidos con anterioridad al 31 / 12 / 1971 (los que hayan cumplido 40 años o más antes de 2011) sin estar incluidos en la Red Natura y que tengan en vigor algún compromiso medioambiental. La aplicación de los criterios de prioridad ha determinado que no tengan derecho a la ayuda todos aquellos solicitantes nacidos con anterioridad al 13 de marzo de 1950 que no tienen superficie en Red Natura 2000 y tampoco compromisos agroambientales en vigor.

La Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) considera, que en la campaña actual, que se debería estudiar la revocación de las resoluciones desestimatorias pagando sus importes con fondos procedentes del presupuesto de 2012. De cara a próximos años y para evitar esta situación, esta Organización demanda que se paguen las citadas ayudas a todos los ATPs que lo soliciten bien con fondos procedentes a la campaña posterior o bien ajustando los límites máximos por Indemnización Compensatoria que para este campaña están fijados en 1.600 euros para aquellos profesionales que tengan ubicada sus explotaciones de montaña y 1.565 para los que las tengan en otras zonas diferentes a estas.