UCCL considera totalmente insuficiente la ayuda que Azucarera concederá a los cultivadores de remolacha de Castilla y León

para esta Organización, el establecimiento, por parte de Azucarera, de una compensación extraordinaria consistente en 275 €/hectárea para las siembras que se realicen a partir de ayer, no cubre la reducción de producción que le supondrá a los cultivadores de remolacha el importante retraso en las siembras, debido a las lluvias continuas acaecidas en los últimos meses

Según información facilitada por la propia empresa Azucarera (British Sugar), en el transcurso de la reunión celebrada ayer en Valladolid por la Mesa Zonal de Seguimiento del Acuerdo Marco Interprofesional (AMI) del sector remolachero azucarero, dicha empresa anunció la concesión de una compensación para paliar el efecto del retraso de las siembras del cultivo de la remolacha.

 

"Tal compensación es considerada totalmente insuficiente por el sector de remolacha de UCCL, si el objetivo que se pretende con la misma es, como se indica en el párrafo anterior, paliar los efectos de las lluvias y su efecto en el retraso de las siembras de remolacha de la campaña 2013/2014".

 

Para esta Organización, el establecimiento, por parte de Azucarera, de una compensación extraordinaria consistente en 275 €/hectárea para las siembras que se realicen a partir de ayer, "no cubre, ni con mucho, la reducción de producción que le supondrá a los cultivadores de remolacha el importante retraso en las siembras, debido a las lluvias continuas acaecidas en los últimos meses, pues solamente calculando una minoración productiva del 20%, en función del rendimiento medio de la zona, supera con creces, en torno a 800 €/ha, la ayuda planteada por Azucarera, 275 €/ha".

 

En definitiva, si el objetivo que se pretende es, al menos, el mantenimiento de la superficie sembrada de remolacha en la campaña 2012/2013, su consecución, según la Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL), "sólo pasa por el establecimiento de un precio digno por la remolacha producida, que tenga como objeto garantizar la rentabilidad de las explotaciones que en su planificación, inicialmente, tienen contemplada la siembra de dicho cultivo".