UCCL clausura la jornada informativa para las industrias agroalimentarias del Valle del Tiétar

El responsable del área de Desarrollo Rural de la Diputación Provincial, Jose María García Tiemblo, ha clausurado este viernes en Arenas de San Pedro la jornada organizada por UCCL-Ávila, para informar y asesorar a todas las industrias agroalimentarias del Valle del Tiétar

La jornada había sido demandada por un importante número de empresas agroalimentarias así como por productores agrarios socios de cooperativas transformadoras, y en especial por las almazaras del Valle del Tiétar.

 

Con el lema “Nuevos hándicaps en las almazaras y otras industrias agroalimentarias del Valle del Tiétar” se han abordado tres cuestiones que tienen una vital importancia en la viabilidad técnica y económica de las citadas industrias.

 

La primera ha sido respecto a la seguridad alimentaria. Ha sido desarrollada por Amelia Rueda Callejo y Leticia Sánchez Blanco, que desarrollan su labor como técnicos farmacéuticos del Servicio Territorial de Sanidad y Bienestar Social.

 

Las industrias de la transformación alimentaria están obligadas a la confección de un manual de autocontrol que desarrolle las operaciones que se han de llevar en ellas en relación a la salubridad de los alimentos procesados.

 

En su redacción y puesta en práctica han de implicarse tanto los directivos como los trabajadores. Esta exigencia normativa es aplicable a todas las industrias, independientemente de su tamaño, lo que supone un importante coste económico a las que son de pequeño tamaño, como el caso de las del Valle del Tiétar.

 

 

La segunda cuestión tratada ha sido la calidad de los productos alimentarios elaborados, y ha sido expuesta por María Victoria Medina Varo y Héctor Sánchez de la Orden, ambos inspectores de Calidad del Servicio Territorial de Agricultura. Se ha comprobado la existencia de una honda preocupación en el caso de las almazaras, ya que solo pueden envasar aceite virgen de oliva, o aceite virgen extra.

 

La preocupación radica en el hecho de que la exigencia de realizar análisis organolépticos puede concluir en la clasificación de un aceite como lampante, independientemente de que cumpla con todos los parámetros físico-químicos como es el grado de acidez, y ello obliga a que sea refinado, lo que significa que el aceite no se puede envasar en esta provincia y tenga que venderse a un precio muy bajo.

 

La falta de rentabilidad en las almazaras se transmitiría automáticamente a los productores, lo que podría llegar a la pérdida de una gran parte de los olivares que existen en el valle, y que secularmente vienen configurando una gran parte del paisaje de la Andalucía de Ávila.

 

Según los datos que se han aportado el cultivo del olivo en el Valle representa la mayor concentración de un cultivo leñoso en toda la provincia, siendo de 3.523 ha, muy superior a las 2.447 ha de viñedo en la comarca de Valle Bajo Alberche, e incluso casi iguala al total de 3.625 ha de viñedo en el conjunto de la provincia. Es más, aún representando la superficie de la comarca Valle del Tiétar solo el 70% de la de Arévalo-Madrigal, el cultivo del olivo en aquella es casi idéntico al de la remolacha en ésta.

 

Según se ha expuesto en el debate después de esta ponencia se está detectando que los análisis organolépticos realizados en esta campaña sobre aceituna que ha sido recogida directamente del árbol, que no existe nada del suelo, no se está cumpliendo los parámetros exigidos para que pueda ser aceite de oliva virgen.

 

Esto puede ser debido a que los paneles de cata no tienen un conocimiento frecuente del tipo de aceituna existente en la comarca. Desde UCCL, se realizarán las correspondientes actuaciones en orden a que no se perjudique a ninguna de las nueve almazaras existentes en la comarca.

 

Por último, dos técnicos de la empresa Generación y Eficiencia Energética S.L., especializada en la reducción del coste de la energía eléctrica, han sido los encargados de desarrollar la tercera de las ponencias de la jornada, relacionada con el reciente y desmesurado incremento de los costes de producción de origen eléctrico.

 

Como han explicado los técnicos de la citada empresa, la cuestión parte de la aplicación de la Orden IET/1491/2013, cuya entrada en vigor se produjo el pasado día 3 de agosto y que ha supuesto un incremento de entre el 125 y 150% del precio de la electricidad en cuanto al término de potencia.

 

Este hecho está teniendo un impacto tremendamente negativo sobre las industrias agroalimentarias de valle, ya que casi todas ellas tienen una gran actividad solo unos pocos meses al año, y sin embargo tienen que pagar durante el resto de meses por una potencia que no utilizan.

 

También en este caso son las almazaras las más perjudicadas, pues solo utilizan la máxima potencia durante dos meses al año, y además dicha potencia es muy elevada por la gran cantidad de motores y equipos que se requieren para la limpieza, lavado, pesado, molturación y batido de la aceituna. Se han explicado los procedimientos para la optimización del coste eléctrico manejando la potencia contratada, la reducción de la energía reactiva e incluso la contratación conjunta a las distintas comercializadoras de electricidad.

 

Por el resultado y la gran aceptación de la jornada, desde UCCL-Ávila se asume el compromiso de realizar nuevos actos formativos e informativos para favorecer el mantenimiento y desarrollo de esta industria agroalimentaria del Valle del Tiétar, que actúa como vehículo para valorizar unos productos de una reconocida calidad.

 

Así, desde UCCL-Ávila se ha informado a todos los asistentes que este mismo año se ha constituido la “Asociación para la promoción de los productos alimentarios de Gredos”, integrada por UCCL-Ávila, la Diputación Provincial, el Ayuntamiento de Candeleda y la cooperativa la Capra Hispánica, entre otros, y que está abierta a todos los productos agroalimentarios del Valle del Tiétar, así como a todos los agentes económicos y sociales, y administraciones del Valle.

 

A raíz de la realización de la Jornada, se va a consensuar un manifiesto entre todos las industrias asistentes para elevarlo a las distintas administraciones.