UCCL asegura que los ganaderos no perdonan la falta de palabra de Juan Vicente Herrera con respecto al lobo

UCCL Ávila ha denunciado que las explotaciónes ganaderas situadas en las sierras que limitan el norte del valle del Alberche, entre Navalacruz y Las Navas del Marqués, siguen sufriendo ataques de lobos sin que por parte de Medio Ambiente se reduzcan los efectivos de este animal

Así, denuncian que la explotación de ganado vacuno de los hermanos Herránz Aparicio ha perdido tres novillas entre 25 y 28 meses y un ternero de dos semanas de vida. Por otro lado, señalan que una vaca charolesa pura de 4 años de vida ha resultado herida por los lobos, que le desgajaron la ubre. Los daños han sido causados en los parajes de Valdeloshechos, Peñalpino y Los Retornos.

 

UCCL-Ávila ha realizado en esta semana charlas informativas en los municipios de Santa Cruz de Pinares, Navalperal de Pinares, Las Navas del Marqués, Ávila y Navalmoral de la Sierra, en relación a la política de la Junta de Castilla y León respecto al lobo. Según informa la asociación, en todas ellas los ganaderos han manifestado "que no olvidan el incumplimiento de la palabra del Presidente de la Junta de Castilla y León, el cual, en un mitin en el que participó en Ávila con motivo de las últimas elecciones autonómicas, se comprometió a que el ejecutivo regional se iba a hacer cargo del pago directo de los daños causados por los lobos, como UCCL-Ávila viene reclamando desde hace muchos años".

 

Desde UCCL también denuncian que determinados agentes de Medio Ambiente, a raíz de recibir denuncias de ataques de lobos a explotaciones ganaderas, cuando vistan las fincas donde tienen lugar los daños, inquieren a los ganaderos sobre si están al corriente del pago de los pastos.

 

En este sentido, les acusan de intentar incriminar a los ganaderos que realizan las denuncias y manifiestan que "la actitud de desprecio de la administración autonómica hacia los daños y consecuencias de que están siendo victimas los ganaderos por los ataques de lobos no tiene parangón ni perdón".