Tudanca teme que la Junta sea incapaz de solucionar el conflicto lácteo como pasó con el carbón

El secretario regional del PSOE, Tudanca, hoy en Zamora.

El PSOE de Castilla y León critica la incompetencia del PP y apuesta por la creación de una Mesa de la Leche para tener una postura de Comunidad.

El secretario general del PSOE en Castilla y León, Luis Tudanca, ha mostrado su temor porque la Marcha Blanca por la crisis en el sector lácteo se convierta en un reflejo de la crisis minera y que el Partido Popular sea "incapaz" de solucionar los problemas y "busque culpables fuera"Tudanca ha comparecido en una rueda de prensa en Zamora en la que ha lamentado que en los últimos años se hayan cerrado una de cada tres explotaciones ganaderas en Castilla y León debido a la "incapacidad del Gobierno".

 

En este sentido ha reiterado que el PP "busca siempre soluciones fuera" y cree que es importante encontrar una posición de Comunidad ante el problema del sector lácteo con la configuración de una 'Mesa de la Leche' en la que estén representadas todas las organizaciones agrarias, partidos políticos e industrias para tomar una posición común. El socialista ha asegurado que se trata de un sector muy importante en la región que "está en riesgo por la incapacidad de la Junta y del PP".

 

Por su parte, la vicepresidenta segunda de la mesa de las Cortes de Castilla y León y secretaria de Organización del PSOE a nivel regional, Ana Sánchez, ha criticado la falta de actuación, tanto de la consejera de Agricultura, Milagros Marcos, como del delegado en Zamora, Alberto Castro, que "no gestionan el problema de forma seria".

 

Asimismo ha recordado que su partido ha presentado diferentes iniciativas para hacer frente a los problemas del sector pero "no han tenido respuesta". Por último, se ha referido al acuerdo en Bruselas para otorgar 500 millones de euros en ayudas y "es necesario que expliquen cómo se van a repartir".

 

Castilla y León es la segunda productora de leche en España, por detrás de Galicia, y cuenta con 1.500 explotaciones lecheras en activo, lo que supone un 15 por ciento de la cuota nacional.