Tudanca apuesta por renegociar los festivos comerciales y un impuesto a las grandes superficies

El secretario autonómico del PSOE participa en una jornada con comerciantes de Salamanca y anuncia algunas medidas para el sector. Asegura que tiene diseñado un nuevo impuesto a las grandes superficies y apuesta por ciudades con comercio de proximidad como modelo que más se ajusta a Castilla y León. Pide poner coto a las peatonalizaciones.

El secretario general del PSOE en Castilla y León, Luis Tudanca, ha puesto sobre la mesa esta mañana algunas de sus propuestas para el sector del comercio, uno de los motores económicos de la Comunidad. Propuestas que pasan por la renegociación de los horarios y festivos de apertura de comercio y por la implantación de un impuestos a las grandes superficies que equilibre la situación con el tradicional.

 

“Lo que nosotros hemos propuesto, que además me parece lo sensato, yo soy partidario de un sistema de regulación donde confluyen dos intereses. Las instituciones públicas deben verlar porque el sector de comercio sea efectivo. En ese equilibrio en ese sector debemos ser capaces de sentarnos y dialogar”, ha apuntado en primer lugar Tudanca, que ha fundamentado su oposición al modelo de liberalización total. “Hay un estudio de una catedrática sobre cuál es el efecto de los horarios y llega a la conclusión de que una liberalización absoluta de horarios no determina un incremento de la renta, no hay una relación con la creación de un mayor número de empleos ni una mayor satisfacción de consumidores y usuarios. Por tanto, no parece que una liberaliazión absoluta de horarios sea el camino”, ha dicho.

 

 

Según Tudanca, “hay que establecer un sistema de horarios que permita el abastecimiento a los consumidores y garantizar un modelo que tenemos, el de comercio urbano”. Para ello considera que hay que sentarse “a hablar para ver si entre comerciantes, administraciones públicas, grandes superficies y usuarios podemos acordar un cambio parcial de los horarios de apertura”.

 

En este sentido, ha propuesto también un “impuesto a las grandes superficies” para equilibrar la balanza y que “la recaudación de este impuesto permitiría destinar partidas a la moderanización del comercio urbano”, un nuevo impuesto que "se enmarca en un nuevo modelo fiscal que ha impulsado el PSOE”.  “Por cada empleo que se crea en las grandes superficies por la liberalización de horarios se destruyen dos en cada comercio minoritario”, ha recordado para justificar la necesidad de lograr un equilibrio entre el comercio de proximidad y las grandes superficies, y que no dañe el empleo.

 

"El impuesto que planteamos está diseñado, tenemos establecido cuál sería el impuesto, el tipo de gravamen, la recaudación y a qué se destinaría", ha abundado en el turno de preguntas para dejar claro que es una medida muy pensada.

 

“El PSOE no apuesta por una liberalización absoluta de horarios comerciales porque no mejorar la viabilidad de los negocios, perjudica la conciliación y planteada para los grandes superficies acaba planteando la desparaición del comercio de proximidad”, ha comentado durante su intervención inicial, al tiempo que estima que “con el actual modelo, la gran mayoría de comercios tiene libertad y el resto no se siente perjudicado”, por lo que apuesta por no ir más al´la. “El PSOE propuso a principios de 2014 que la Junta convocara una mesa con pequeñas superficies, grandes, ayuntamientos y asociaciones de consumidores” para tratar de encontrar ese equilibrio.

 

Tudanca ha dejado claro que no se opone a las grandes superficies, “las grandes superficies también son necesarias”, “pero es cierto que es el pequeño comercio el que se ajusta más al modelo de desarrollo de nuestro país, permite tener ciudades habitables. Al final lo que hemos denominado centro abierto es el que permite tener comercios cerca de casa”. “No olvidemos que estamos en una CCAA envejecida con mucha gente con problemas de movilidad y esto facilitad tener comercios cerca de casa”, ha dicho. Esto tiene también una vertiente demográfica: “Me parece muy importante sostener ese tejido económico pequeño, esas pequeñas empresas del comercio, y para eso es el impuesto a las grandes superficies que ostentan situaciones de monopolio”, con el objetivo de que “hagamos que ellos contribuyan un poco más para poder hacer medidas de apoyo al pequeño comercio”.

Foto: F. R.