Tres personas son puestas a disposición judicial por conducir bajos los efectos del alcohol

La Policía Local ha llevado a cabo diversas actuaciones durante el Puente de Semana Santa, en la que han puesto a disposición judicial a tres personas por presuntos delitos contra la seguridad del tráfico. 

El día 25 de marzo de 2016 a las 6.00 horas cuando se prestaba servicio en la Avenida de Madrid, se ha observado cómo un vehículo circulaba de forma incorrecta; por lo que, requerido su conductor y comprobado cómo este presentaba síntomas evidentes de conducir influenciado por bebidas alcohólicas, y tras someterse a las correspondientes pruebas de detección, que arrojaron un resultado altamente positivo, se procedió a su puesta a disposición por un presunto delito contra la seguridad del tráfico, a quien resultó ser J.C.S.S., natural y vecino de Ávila, de 47 años de edad.

 

El día 26 de marzo de 2016 a las 15.05 la Policía Local fue requerida  para la intervención en un accidente ocurrido en la calle San Pedro , por lo que personada la unidad de atestados, y verificadas la circunstancias, se ha requerido a los conductores, pues uno de ellos presentaba síntomas evidentes de haber conducido influenciado por bebidas alcohólicas, y tras efectuar las comprobaciones oportunas,  y solicitarle se sometiera a las correspondientes pruebas de detección alcohólicas, se negó de forma reiterada, por lo que se procedió ante esta negativa a poner a disposición judicial, por un presunto delito contra la seguridad del tráfico, a quién resultó P.F.C.P, vecino de Ávila y de 45 años de edad.

 

El día 26 de marzo de 2016 a las 00.23 horas la Policía Local fue requerida para la intervención en un accidente ocurrido en la avenida de Juan Pablo II, por lo que, desplazada la unidad de atestado, verificadas la circunstancias y comprobado como el conductor presentaba síntomas evidentes de conducir influenciado por bebidas alcohólicas, y sometida a las correspondientes pruebas, éstas arrojaron un resultado altamente positivo, por lo que se procedió a su puesta a disposición judicial por un presunto delito contra la  seguridad del tráfico, a quién resultó ser C.O. natural de Rumanía y vecino de Ávila, de 52 años de edad.