Tres administraciones tratarán de solventar la mala señal de televisión en algunos lugares de la provincia

Reunión de las tres administraciones en la Subdelegación de Gobieno

La Subdelegación del Gobierno, la Junta de Castilla y León y la Diputación de Ávila han acordado un protocolo conjunto para solucionar el problema en 2016.

 

Los alcaldes de los 248 municipios de la provincia recibirán una carta con una encuesta para conocer cuál  es la situación concreta de cada uno de ellos respecto a la señal de televisión. Éste es el punto de partida de los responsables de la Subdelegación, la Junta y la Diputación para afrontar las dificultades técnicas de localidades de Ávila a la hora de ver  los distintos canales. Con la información que reciban de los pueblos se hará un diagnóstico, que es el paso previo para encontrar una solución a este problema en 2016.


 La reunión de las tres administraciones se ha celebrado en la sede de la Subdelegación y ha dado como resultado acordar una estrategia común con el fin de resolver los contratiempos derivados de una mala recepción de la señal. El primer paso para esta coordinación consiste en establecer un protocolo sencillo por el que se rijan los técnicos para abordar esta cuestión y proponer soluciones.


De entrada, en la reunión del jueves se ha evaluado la situación de las
telecomunicaciones en Ávila, contando para ello con el jefe provincial de la Inspección de Telecomunicaciones del Ministerio de Industria y con el director del Servicio de Fomento de la Junta en Ávila.

 

Las dificultades aparecieron tras los cambios en la adaptación a la TDT, provocando desajustes para una buena visión de las cadenas. El objetivo marcado, por lo tanto, es acabar con esas deficiencias y garantizar así la adecuada prestación del servicio.
En cuanto a la telefonía móvil, tanto Mª Ángeles Ortega, como Francisco José Sánchez y Jesús Manuel S. Cabreras, han conocidos los informes de actuación de las tres administraciones, sobre todo respecto a las  inspecciones de control que se llevan a cabo. En cuanto a dichas inspecciones sobre algún elemento técnico o instalación, desde la Subdelegación se efectúan por propia iniciativa o a requerimiento de cualquier ciudadano. Este servicio no lleva aparejado ningún cobro o tasa.