Tremenda agresión a un policía local que pidió a un hombre que atara a su perro durante una carrera infantil

Así quedó el policía que estaba fuera de servicio

Un hombre ha agredido a otro, un policía local fuera de servicio, que le pidió que sujetase y pusiera el bozal a su perro potencialmente peligroso en la carrera infantil en la que se encontraban. El agente, como consecuencia, tuvo que recibir varios puntos de sutura.

El incidente tuvo lugar este fin de semana en Valencia, mientras el agente fuera de servicio disfrutaba junto a su familia de una carrera infantil. En el parque en el que se encontraba, había un hombre que llevaba un perro potencialmente peligroso suelto y sin bozal, lo que suponía un "peligro manifiesto" para los menores, ha indicado el sindicato.

 

El agente, a instancia de los vecinos, que conocen su condición de Policía, se acercó al hombre y le instó a que sujetase el perro y le pusiese el correspondiente bozal. Como respuesta recibió "insultos y amenazas".

 

Ante ello, el agente le indicó que iba a dar aviso a la Sala, y recibió varios cadenazos y golpes por parte del individuo, al cual se unió uno de sus amigos. A causa de los golpes, el policía precisó de varios puntos de sutura y el presunto agresor fue detenido por los agentes del Cuerpo Nacional de Policía y de Policía Local.

 

La agresión se produjo en presencia de las hijas menores de edad del policía, las cuales "están asustadas, atemorizadas y traumatizadas por lo ocurrido", puesto que el detenido vive en el mismo barrio. El SIPOL-CV, sindicato de la policía local de Valencia, ya se ha reunido con el agente y su familia y se personará como acusación particular en este proceso.