Treinta operarios limpian el pinar de Puente Duero después de Pingüinos

En principio las labores de limpieza están programadas para terminar el viernes, pero es probable que concluyan uno o dos días antes.

Tras la tormenta, llegó la calma a Puente Duero. Y es que después de varios días de ambiente pingüinero en el pinar, ahora es momento de volver a dejar todo tal y como estaba, hablando en términos de basura y residuos que han dejado los más de 25.000 moteros que han pasado por el lugar.

 

Hasta treinta operarios municipales de limpieza se trasladaron a primera hora de este lunes hasta el pinar para iniciar las tareas, entre capataces, vehículos y personal de recogida. Una tarea que, como explican, “se complica bastante” al ser manual, ya que es imposible operar con máquinas de limpieza.

 

Lo cierto es que el pinar no muestra un aspecto especialmente desagradable, pero las tareas se antojan fundamentales para volver a dejar todo como estaba antes. Para el año que viene hay que dejar Puente Duero por una denuncia ecologista, y desde el Ayuntamiento no quieren dar una sola excusa para que haya queja.

 

“Para las magnitudes que tiene que evento, la verdad es que los moteros no se han portado mal, podrían haberlo dejado mucho peor”, asegura uno de los encargados del escuadrón de limpieza. “Se llevan Pingüinos a otro lado por esas denuncias, pero la verdad es que al final todo queda mucho mejor incluso que estaba antes”, ha explicado.

 

 

Más les vale, porque no eran los operarios de limpieza los únicos que estaban en el pinar. Varios agentes del Seprona y otro municipal medioambiental merodeaban el lugar para comprobar que todo marchara según lo previsto.

 

Este lunes se están retirando los residuos sólidos –la limpieza está prevista hasta el viernes, pero es probable que se acabe uno o dos días antes-, mientras que el martes se procederá con las múltiples hogueras, cuando ya se hayan apagado los rescoldos.

 

INVITACIÓN ECOLOGISTA

 

Por otra parte, el alcalde Javier León de la Riva se ha pronunciado respecto a la limpieza del pinar, ya que había cierta rumorología que insinuaba que algunos ecologistas podrían haberse acercado a la zona para volcar contenedores de basura. El primer edil ha sido contundente. “No nos consta que se hayan hecho semejantes cosas, si hubiera habido alguien haciendo eso, se le hubiera denunciado”.

 

De la Riva se mostró también partícipe de la idea de que el lugar queda incluso más limpio una vez terminada la limpieza. “Una vez hayan terminado las operaciones, invito a periodistas y al procurador del común a visitar el sitio. De hecho, yo siempre me doy una vuelta personalmente por la zona para comprobar que todo está como debe estar”, ha concluido.

Fotos: BORIS GARCÍA

Noticias relacionadas