Trato Ciudadano pide a la Diputación de Ávila que acabe con las contrataciones irregulares

Denuncian que el pasado 14 de marzo se aprobó reconocer de oficio como personal laboral indefinido no fijo a 63 trabajadores de la casa contratados de forma irregular. destacan que "los nombres y apellidos de algunos trabajadores no pasan desapercibidos por su relación directa con miembros y ex miembros de la administración y cargos públicos".

La plataforma Trato Ciudadano, en su empeño por acabar con lo que consideran "malas praxis" en la organización interna de la Diputación Provincial, ha pedido a esta institución que termine de inmediato con las contrataciones irregulares.

 

A través de una nota de prensa, esta formación ha valorado que a pesar de que en un inicio parecía que el nuevo equipo de gobierno quería iniciar ese proceso de cambio real, "la actualidad y el día a día dejan en evidencia que el interés y la celeridad por iniciar ese camino dista mucho de lo deseable y que la justificación bajo la que se cobijan ,la futura evaluación externa de la RPT aprobada a instancia de Trato Ciudadano, empieza a sonar a canto de sirenas ya que que seis meses después ni se han publicado las bases para su contratación".

 

Critican que a pesar de la denuncia realizada hace ya nueve meses sobre posibles irregularidades en la designación del personal eventual del Partido Popular, denuncia avalada por un informe posterior del propio Secretario de la administración provincial, no solo no se ha tomado ninguna medida al respecto sino que el pasado 14 de marzo, en la Comisión de Recursos Humanos, el Partido Popular aprobó en solitario, con la abstención del Diputado responsable del área (por tener intereses personales) y la incomparecencia de los representantes de IU y Ciudadanos una propuesta de reconocer de oficio como personal laboral indefinido no fijo a 63 trabajadores de la casa contratados de forma irregular o en fraude de ley, según su propio informe.

 

De esos 63 trabajadores se sacó uno de la lista por un reconocimiento anterior en Junta de Gobierno (Diciembre de 2010) -cuya legalidad también ponen en entredicho- y se pretenden añadir otros 8 trabajadores del OAR y la Fundación Cultural Santa Teresa en la misma situación "y de los que a fecha de hoy desconocemos su nombre, su puesto o su tipo de contrato".

 

Señalan que para justificar dicho despropósito se incorporó al expediente un informe del jefe de Recursos Humanos el cual, según el criterio de Trato Ciudadano, no es válido ya que este funcionario debería haberse abstenido al tener intereses particulares en el asunto. Incluso manifiestan que el acuerdo firmado por el equipo de gobierno y los sindicatos en la mesa técnica venía firmado por varios de los interesados en el asunto o con intereses particulares en el mismo.

 

Del listado facilitado, aún incompleto, deducen, y así es reconocido en los propios informes del Jefe de RRHH y del Secretario, que la falta de publicidad, mérito y capacidad en dichas contrataciones han sido la tónica general, lo que "ataca a principios básicos de acceso a la función pública, los cuales garantizan un funcionamiento objetivo de las instituciones públicas".

 

En dicho listado, según Trato, aparecen trabajadores que han ido concatenando contratos laborales temporales, en algún caso desde 1999, "lo cual choca frontalmente con el concepto jurídico de personal interino o por obra y servicio con el que fueron contratados". Además destacan que "los nombres y apellidos de algunos trabajadores no pasan desapercibidos por su relación directa con miembros y ex miembros de la administración y cargos públicos que nos lleva a pensar en posibles responsabilidades penales al respecto".

 

Recientemente también se ha conocido por parte de esta plataforma política que existen contratos “blindados” de los trabajadores de la Sociedad Pública Naturávila que merecen un estudio pormenorizado y aparte.

 

Para Trato Ciudadano lo más sorprendente es que en el último Pleno Ordinario celebrado en el mes de febrero el Partido Popular, con la abstención del Partido Socialista, denegaron la propuesta de Trato Ciudadano para sacar una Oferta de Empleo Público que vaya solucionando "el desaguisado" en materia de personal. Todo ello a pesar de reconocer el portavoz popular, en dicho pleno, que la propuesta estaba bien formulada y motivada.

 

A pesar de todo esto, desde Trato Ciudadano critican que "la Diputación de Ávila sigue realizando contrataciones temporales, al menos 3 recientemente y si nada cambia estará abocada a renovar más contratos temporales del listado presentado en la última comisión ya que finalizarán en próximas fechas".

 

Ante esta situación Trato Ciudadano ha solicitado informe preceptivo del Secretario, "que una vez más nos ha dado la razón por lo que la propuesta no llegará, aparentemente, al Pleno" y que se les faciliten los contratos de dichos trabajadores, para estudiar caso a caso por si fuera necesario iniciar acciones legales contra los responsables.

 

Para esta formación la materia de selección de personal en la Diputación de Ávila "viene siendo un clamor general entre la ciudadanía desde hace años, ciertamente éste sí que es un motivo esencial para pedir la desaparición de una institución que muestra un lastre de clientelismo totalmente intolerable en un estado de derecho. Pero es además una burla y un drama para quienes aspiran dignamente a un empleo público, el “paquete” que se ha intentado/intenta regularizar representa cerca de un tercio de la plantilla, por lo que no solamente no ha habido ofertas de empleo público en los últimos años, sino que impediría que los hubiese en los años venideros".