Trasladado a planta, evoluciona favorablemente

El tiempo estimado de recuperación óptima es de 14 semanas y hasta entonces no podrá atender asuntos oficiales fuera de la Zarzuela. 

El Rey ha pasado buena noche, ha abandonado la Unidad de Cuidados Intensivos y evoluciona de forma muy satisfactoria, según el parte médico leído este mediodía por la directora del Hospital Universitario Quirón, Lucía Alonso.

 

El Rey fue operado este martes con éxito de su cadera izquierda --por segunda vez en menos de un año-- debido a una infección detectada en el tejido que rodea la prótesis que le colocaron en noviembre pasado. En la intervención quirúrgica de ayer, los médicos reemplazaron esa prótesis por otra temporal. Dentro de aproximadamente ocho semanas, y tras un tratamiento de unas seis semanas de antibióticos para combatir la infección, el monarca volverá a ser operado para que le coloquen entonces la prótesis definitiva.

 

Por ello, hasta que el Rey no se recupere satisfactoriamente de esa segunda intervención --un periodo total que se estima en unas 14 semanas-- su agenda oficial debería desarrollarse en el Palacio de la Zarzuela, sin actos que le obliguen a pasar mucho tiempo de pie ni viajes en coche o avión, según consideró ayer el cirujano que dirigió la operación, el doctor Miguel Cabanela, de la clínica Mayo de Rochester, en el estado norteamericano de Minnesota.