Tras el frío y la nieve... subirán las temperaturas en Castilla y León para el puente

Nevadas

Se espera un ambiente suave y ausencia absoluta de precipitaciones

Tras esta situación que, en muchos casos puede considerarse invernal y en otros, más propio del otoño que de la primavera casi en su mitad, gradualmente se irá transformando en otra que no deparará temperaturas como las que se registraron a mediados de mes, cuando en gran parte de España se alcanzaron máximas superiores a las normales, pero sí un ambiente bastante más suave que el actual de forma generalizada y ausencia casi absoluta de precipitaciones en los últimos días de la semana, como informan desde www.eltiempo.es.

 

Hoy, todavía se mantendrá muy nuboso o cubierto, tanto en la Península como en Baleares (Canarias sigue al margen de las condiciones meteorológicas de las demás regiones), y se prodigarán las precipitaciones, pudiendo ser tormentosas en las comarcas de la vertiente cantábrica y, además, puntualmente fuertes en las mediterráneas. La nieve caerá en cotas comprendidas entre los 1.000 y 1.200 metros en el noroeste, y entre los 1.100 y los 1.400 en el resto. En el sur y el este peninsular se acusará un ligero ascenso.

 

Mañana, 1 de mayo

Se mantendrá muy nuboso o cubierto y se producirán chubascos en casi toda la mitad norte, en el centro y en Extremadura. Habrá intervalos nubosos en las demás regiones de la Península, excepto en las más próximas al Mediterráneo, así como en Baleares, donde el cielo estará poco nuboso o despejado, al igual que en el sur de Canarias. Subirán ligeramente las temperaturas.

 

Jueves, 2 de mayo

Nubosidad abundante con precipitaciones débiles o moderadas en las regiones cantábricas, el Alto Ebro y los Pirineos, que serán de nieve en ambas cordilleras en alturas comprendidas entre 1.200 y 1.500 metros. En las demás regiones peninsulares estará despejado por la mañana, apareciendo algunas nubes por la tarde, que podrían dar lugar a chubascos aislados poco importantes en zonas del interior. Ambiente soleado en Baleares y en el sur de Canarias, con algunas nubes en el norte de este archipiélago. Ligera subida de las temperaturas en la Península y estacionarias en las islas.

 

Viernes, 3 de mayo

Cielos nubosos y chubascos entre débiles y moderados aunque no hay que descartar alguno de carácter tormentoso en Cantabria, el País Vasco y los Pirineos, tendiendo a disminuir la posibilidad de precipitaciones a lo largo del día. Como en la jornada anterior, en el resto de la Península y en Baleares, los cielos estarán despejados o casi despejados por la mañana, apareciendo nubes de desarrollo por la tarde en algunas comarcas del interior que podrían derivar en chubascos tormentosos aislados. Cielos poco nubosos o despejados en Baleares y en gran parte de Canarias. Seguirán subiendo ligeramente las temperaturas.

 

Sábado, 4 de mayo

Tanto en la Península como en Baleares, la mañana será muy soleada. Por la tarde, como en los días anteriores, habrá nubes de evolución y no hay que descartar que den origen a algún chubasco de escasa cuantía. Intervalos nubosos en el norte de Canarias y despejado en el sur. Ligero ascenso de las temperaturas en las regiones peninsulares y en Balares, manteniéndose estacionarias en el archipiélago canario.

 

Domingo, 5 de mayo

Cielos nubosos en las costas del cantábrico y en los Pirineos. Despejado por la mañana en las demás regiones de la Península y en Baleares con nubes aisladas en el interior peninsular durante la tarde y posibilidad de algún chubasco a última hora. Algo nuboso en el norte de Canarias y despejado en el sur. Las temperaturas, en general, serán muy parecidas a las del día anterior, o si acaso, algo más altas.