'Trama Emperador': información a cambio de entradas de fútbol, cajas de vino o jamones

La Audiencia Nacional obliga a investigar a 8 policías por favorecer a la trama Emperador.

 

CIEN PENDRIVES PARA UN CURSO DE POLICÍAS Y JUECES

  

En las conversaciones telefónicas intervenidas también se escucha como Miguel Angel Gómez Gordo "no solo recibe regalos de Wu Liu, sino que llega a exigírselos, como es el caso de viajar en clase business (más de 4.000 euros) desde Pekin hasta Madrid", según la Fiscalía.

  

El agente de la Policía municipal de Fuenlabrada Mario Selas se ofreció a "presionar para agilizar" en cuestiones de urbanismo o a inspeccionar comercios de la competencia. A cambio, pidió  a Yongping Wu Liu cien pendrives "a buen precio" para un curso de jueces y policías o entradas para el Vicente Calderón, según Anticorrupción.

  

La 'operación Emperador' estalló en octubre de 2012 cuando fueron detenidos un total de 83 personas. Entre los arrestados estaban el actor porno Ignacio García Jodrá, alias 'Nacho Vidal'; el exconcejal de Seguridad de Fuenlabrada (Madrid) José Borrás y el policía nacional Miguel Ángel Gómez Gordo.

La Audiencia Nacional ha ordenado al juez Fernando Andreu que reabra la causa contra ocho policías acusados de favorecer a un ciudadano chino investigado en el 'caso Emperador', proporcionándole información reservada de las bases de datos policiales o inspeccionando locales de la competencia. A cambio, exigieron entradas de fútbol, de toros, cajas de vino o un vuelo en clase business desde Pekín a Madrid.

  

La Sección Tercera de la Sala de lo Penal ha estimado el recurso de la Fiscalía Anticorrupción pidiendo imputar por delitos de revelación de secretos, tráfico de influencias o cohecho a los policías nacionales Manuel Patricio Rodríguez San Román, Blas Donoso Adán, Federico Sánchez de Frutos, Ángel Luis Olmedo, Oscar Francisco García Frade, Miguel Angel Gómez Gordo, Pablo García Lozano, al agente de la Policía Local de Fuenlabrada Mario José Selas Martínez y al ciudadano chino Yongping Wu Liu, quien recibió presuntamente su trato de favor.

  

Además, la Sala se muestra conforme con el sobreseimiento del caso solicitado por los fiscales Juan José Rosa y José Grinda para la funcionaria del Ayuntamiento de Coslada Amanda Martin, del policía nacional Roberto Ruiz Ortega y del policía local de Fuenlabrada José Pablo Roldán.

  

Los magistrados Alfonso Guevara, Carmen Lamela y Antonio Díaz Delgado ponen de relieve el "contundente" escrito de la Fiscalía detallando sin "ambages" los indicios que pesan sobre cada uno de los agentes, algunos de los cuales eran "altos funcionarios" de la Policía Nacional destinados en la Brigada de Extranjería con el cargo de "comisario e inspector".

 

USABAN UN "LENGUAJE ENCRIPTADO"

  

"Parece que Yongping movía la voluntad de los funcionarios, en el sentido de disponer de las bases de datos policiales de la Dirección General de la Policía para obtener datos personales de terceros sin autorización alguna y vincular a los funcionarios de la Policía Local de Fuenlabradaa para realizar gestiones según sus intereses comerciales", exponen.

  

El auto, con ponencia  del magistrado Díaz Delgado, relata las "múltiples" llamadas telefónicas de las que se deduce que este ciudadano de nacionalidad china movía sus voluntades a cambio de "jamones, entradas de toros o de fútbol o cajas de vino".

  

En la conversación en la que Manuel Patricio le propone en mayo de 2012 presentarle un concejal de Urbanismo de Coslada, los jueces creen que ambos utilizan un "lenguaje encriptado".

 

SOSPECHAS DE "DINERO SUCIO"

  

Añaden que este policía intervino en la constitución de la sociedad 'Pink City Import', que adquirió una nave en el Polígono de Cobo Calleja a una sociedad que emitió facturas falsas al entramado de Gao Ping y que no consta la procedencia de los 348.000 euros de la transacción, lo que denota que "son capitales en dinero negro o sucio que habrían sido blanqueados a través"  de esta compraventa.

  

En su recurso, la Fiscalía desgranaba que el policía nacional Blas Donoso consultó sin autorización la base de gestión de denuncias SIDENPOL; la denominada Adextra, sobre trámites de extranjeros, y el estado de renovación de la tarjeta de residencia de la madre de Lizhen Yang, mujer de Gao Ping, que, a cambio, le invitó a cenar.

  

En relación con Oscar García Fraude, los fiscales reprodujeron otra conversación en la que el agente informa a Yongping de la detención de un compatriota el 13 de octubre de 2012. "Yongping pregunta que si va su amigo lo puede ver, pero Oscar responde que no, que si estuviesen con ellos en comisaría sí, pero que no hay nadie ahora de confianza", prosiguen.

  

Los representantes del Ministerio Público añadían que este ciudadano chino invitó también a Luis Angel Olmedo al estadio Santiago Bernabeu el 14 de abril de 2012, el 25 de abril y el 29 de agosto de aquel año, aunque, para este último día, el agente le pregunta si le puede "conseguir mejor unas entradas para la Supercopa".