Tráfico vigilará con cámaras especiales el uso del cinturón o de teléfonos móviles al volante

La delegada del Gobierno compareció este viernes. TRIBUNA

La ubicación de estas cámaras será preferiblemente en carreteras convencionales, si bien también se colocarán en las principales autovías regionales, han informado desde la Delegación de Gobierno de Castilla y León.

La Dirección General de Tráfico instalará en las carreteras de Castilla y León cámaras especiales con las que vigilar el uso del cinturón de seguridad así como el posible empleo de teléfonos móviles al volante. Según ha informado la Delegación del Gobierno a través de un comunicado remitido a Europa Press, también se intensificarán los controles de drogas y velocidad en las carreteras de la región.

 

 El 43 por ciento de los accidentes mortales registrados el pasado año en Castilla y León se debieron a distracción o somnolencia, lo que incluye asimismo el uso indebido de los teléfonos móviles, mientras que el 21 por ciento de los fallecidos en turismos y furgonetas no hacían uso del cinturón de seguridad y el 39 por ciento de los conductores fallecidos tenían presencia en sangre de alcohol, drogas o psicofármacos, lo que ha motivado esta actuación por parte de la Comisión Regional de Tráfico reunida este viernes y presidida por la delegada del Gobierno, María José Salgueiro.

 

Por otro lado, la Comisión Regional de Tráfico ha valorado la labor de las Unidades de Víctimas de Accidentes de Tráfico (UVAT) creadas en cada una de las Jefaturas Provinciales de la DGT en 2013, desde cuyo período han atendido en Castilla y León a 4.950 víctimas de accidentes de Tráfico.

 

CÁMARAS ESPECIALES

 

La ubicación de estas cámaras será preferiblemente en carreteras convencionales, si bien también se colocarán en las principales autovías regionales, según han confirmado las mismas fuentes. Dichos dispositivos se conectarán al Centro de Gestión de Tráfico y, sus fotografías, serán remitidas a través de la propia red de fibra óptica de la Dirección General de Tráfico al Centro Estatal de Tratamiento de Denuncias Automatizadas (Estrada), ubicado en León, desde donde se gestionarán y tramitarán las correspondientes denuncias.

 

La Comisión Regional de Tráfico ha analizado también los resultados de las campañas divulgativas de la DGT en el año 2015 y la participación de los Ayuntamientos en dichas campañas, así como la importancia de intensificar la realización de controles de drogas.

 

En Castilla y León durante el año 2015 se realizaron 416 pruebas de drogas por accidentes, con un resultado positivo de 83 (el 20 por ciento). El 60 por ciento de los conductores que habían cometido alguna infracción dieron positivo en el consumo de drogas.

 

SALIDAS DE VÍA

 

El 40 por ciento del total de fallecidos lo fueron por salida de vía, mientras que el 29 por ciento lo fue por colisión frontal. El 73 por ciento de los fallecidos en vías interurbanas ocurren en carreteras convencionales. En autopistas y autovías se han registrado el 27 por ciento de los fallecidos.

 

Los fallecidos usuarios de turismo fueron el 57 por ciento del total. El siguiente grupo de usuarios que mayor peso han tenido en 2015 son los motoristas con el 17 por ciento del total, seguidos de los ocupantes de furgonetas con el diez por ciento. Asimismo, se registraron dos peatones fallecidos.

 

El porcentaje de no uso de cinturón en los fallecidos en turismo y furgonetas en 2015 ha sido del 21 por ciento, mientras que todos los muertos en motocicleta llevaban casco. De los seis fallecidos en bicicleta, cuatro no utilizaban casco, es decir un 67 por ciento. De los tres niños menores de doce años fallecidos en turismo o furgoneta, uno no utilizaban ningún accesorio de seguridad.