Tráfico inicia el dispositivo especial de control de alcoholemia a los conductores

Imagen de un control de alcoholemia real en la carretera nacional N-630

En la pasada campaña especial 438 conductores fueron denunciados en las carreteras de Castilla y León; el dispositivo se efectuará entre el 9 y el 15 de julio.

La Dirección General de Tráfico llevará a cabo entre los próximos días 9 y 15 de julio una campaña especial de intensificación de pruebas de alcoholemia y drogas en Castilla y León, medida justificada en el hecho de que en el mes de julio del pasado año 15 personas perdieron la vida en accidentes de carretera y 9 resultaron heridas graves.

 

Tanto los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil como los agentes de las Policías Locales de los ayuntamientos adscritos a la campaña aumentarán los controles sobre dicho factor de riesgo, con el objetivo de realizar unas 3.000 pruebas diarias de alcoholemia a conductores que circulen por las carreteras, con un total aproximado previsto de unas 21.000 pruebas, según informaron fuentes de la Delegación del Gobierno.

 

Las pruebas no sólo se realizarán en horario nocturno, sino también en horas del medio día, para que los controles resulten también disuasorios de ingestión de bebidas alcohólicas durante las horas posteriores a la comida.

 

Mientras que en la campaña de julio de 2012 se produjo un descenso en el número de positivos (0,71%), en la de diciembre del pasado año el porcentaje se elevó al 1,02. En dicho periodo el total de vehículos controlados fue de 42.892, formulándose 438 denuncias, el mayor número de ellas en las provincias de Salamanca y León, así como el menor número en la de Soria. 

 

Por otro lado, desde el 1 de enero hasta el 31 de mayo de 2013 se han registrado 318.273 pruebas a los conductores de Castilla y León, de las cuales el 1,06 % resultaron positivas (3.366 pruebas).