Trabajo vuelve a rebajar el periodo máximo de renegociación de convenios

Introduce el arbitraje obligatorio en caso de falta de acuerdo para renovar un convenio, a la espera de acordar el mecanismo definitivo
El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, señaló que el plazo de 8 meses se aplicará para los convenios de hasta dos años y el 14 de meses para los de más de dos años.

Los plazos barajados hasta la fecha por el Gobierno a la hora de elaborar la reforma habían sido primero de 20 meses y después de entre 12 y 18 meses. El ministro de Trabajo ha explicado que estos cambio es fruto de las consultas "rápidas" realizadas en los últimos dos días con los agentes sociales y ha dicho que los plazos definitivos son "un tiempo razonable".

Así pues, la reforma establece que debe realizarse un preaviso de denuncia del convenio tres meses antes de finalizar su vigencia. Desde ese momento, se da un plazo de un mes para que se inicie la negociación de un nuevo convenio. Los plazos máximos de 8 y 14 meses para negociar contarán desde el final de la vigencia de los convenios.

Modificación sustancial de condiciones
Por otro lado, Gómez destacó que la reforma también atiende a las demandas de los empresarios al establecer mecanismos de flexibilidad para modificar las condiciones de trabajo (descuelgues salariales o modificaciones en los tiempos de trabajo, por ejemplo) de forma pactada y mejorar así su adaptación al ciclo económico. Para ello, hace prevalecer en estos casos el convenio de empresa sobre el de sector provincial.