Trabajadores afectados por ERE, reducción de jornada o mayores de 55 años en paro recibirán más ayudas

La Junta amplía en 3,7 millones la cuantía destinada ante la proliferación de casos en la comunidad
La Junta de Castilla y León ha ampliado medidas de mejora de la ocupabilidad a través de una línea de ayudas destinadas a trabajadores afectados por expedientes de regulación de empleo (ERE) de suspensión de contratos de trabajo o reducción de la jornada y a trabajadores con 55 o más años de edad, por extinción de sus contratos de trabajo, por declaración de insolvencia de la empresa o en procedimiento concursal, en el ámbito de la comunidad.

Así lo recoge el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) que señala que dicha convocatoria en su Apartado Tercero 1.– estableció que el crédito presupuestario para financiar estas ayudas, asciende a 440.000 euros para el Programa I y 60.000 euros para el Programa II y en su punto 3.–, establecía que los créditos asignados en la presente convocatoria para ambos programas podrán ser incrementados en una cuantía adicional de 5.000.000 euros, respecto de lo inicialmente previsto.

De acuerdo con lo establecido en el Apartado Noveno punto 3.– de la orden de convocatoria, el plazo de presentación de las solicitudes finaliza el 30 de septiembre de 2012, considerando que el número de solicitudes presentadas hasta la fecha y que cumplen los requisitos establecidos, supera ampliamente el de las solicitudes que pueden atenderse con el crédito reflejado en la orden de convocatoria para el año 2012, es por lo que se hace necesario incrementar el mismo en una cuantía de 3.771.835,00 euros para el citado ejercicio.

La financiación de las ayudas convocadas por la presente orden se realizará con cargo a las aplicaciones presupuestarias de los Presupuestos Generales de la Comunidad de Castilla y León para el año 2012.