Toyota duplica su beneficio en los tres primeros trimestres del año fiscal y mejora sus previsiones

Planta de Toyota en West Virginia (EEUU)

El primer fabricante mundial de automóviles, Toyota, cerró los tres primeros meses del ejercicio fiscal 2013-2014  con un beneficio neto de 1,52 billones de yenes (11.074 millones de euros), lo que supone multiplicar por más de dos (135,4%) los datos del mismo período del año anterior.

Según informó el director general de la empresa japonesa, Takuo Sasaki, esta fuerte progresión del resultado neto en los tres primeros trimestres del año fiscal responde a una debilidad del cambio del yen en comparación con otras divisas.


En concreto, Sasaki explicó que los resultados contabilizados hasta la fecha se vieron afectados de forma positiva por la fluctuación del yen, con un importe de 800.000 millones de yenes (5.805 millones de euros), así como por una reducción de costes de 210.000 (1.523 millones de euros) y por diferentes actividades de márketing.

La facturación de Toyota se elevó hasta 19,12 billones de yenes (138.876 millones de euros) entre abril y diciembre de 2013, lo que se traduce en un aumento del 17,8% en comparación con la cifra de negocio del mismo período del ejercicio fiscal precedente.

Asimismo, la compañía logró un beneficio operativo en este período de 1,85 billones de yenes (13.461 millones de euros), un 126,8% más, mientras que sus matriculaciones mundiales alcanzaron 6,74 millones de unidades, con una progresión de 155.041 unidades.

TERCER TRIMESTRE

En el tercer trimestre del ejercicio fiscal 2013-2014, la multinacional asiática logró un beneficio neto de 525.400 millones de yenes (3.812 millones de euros), lo que supone disparar en un 425,9% la cifra contabilizada en 2012.

Entre octubre y diciembre de 2013, la empresa que preside Akio Toyoda registró un volumen de ingresos de 6,58 billones de yenes (47.786 millones de euros), un 23,8% más, mientras que su beneficio operativo creció un 381,3%, hasta 600.500 millones de yenes (4.357 millones de euros).

MEJORA DE PREVISIONES

Por otra parte, la compañía ha revisado al alza su estimación de resultados económicos para el cierre del año fiscal 2013-2014. De esta forma, Toyota prevé obtener un beneficio neto de 1,9 billones de yenes (13.788 millones de euros), un 13,7% más que su previsión anterior y casi el doble de su resultado del año 2012-2013.

La estimación de facturación de la empresa para el conjunto del año fiscal se sitúa en 25,5 billones de yenes (185.050 millones de euros), un 15,5% más en comparación con los datos del ejercicio precedente.

Para el conjunto del ejercicio fiscal 2013-2014 (que finaliza el próximo mes de marzo), la compañía automovilística ha decidido mantener su estimación inicial de matriculaciones en todo el mundo, que se sitúa en 9,1 millones de unidades.