Toxo y Méndez tildan la situación de "emergencia nacional"

Ambos líderes han apostado por poner en marcha un plan de choque para reactivar la economía buscando nichos de empleo en infraestructuras, rehabilitación de viviendas o dependencia.

Los secretarios generales de UGT y CC.OO., Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, han exigido al Gobierno que lidere un gran pacto de nacional ante la "emergencia social" del desempleo.

  

En rueda de prensa poco antes de que arrancara en Madrid la manifestación centra de los más de 80 actos organizados con motivo del Día Internacional del Trabajo, los líderes sindicales han asegurado que están dispuestos a ceder parte de su cuota de compromiso para alcanzar este pacto dado que no se pueden aplicar "dietas milagro" para salir de la crisis.

  

Toxo ha avanzado que los sindicatos ya han solicitado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, una reunión en la que también estará representada la Confederación Europea de Sindicatos (CES) por su secretaria general, Bernardette Ségol.

  

Según han dicho, este pacto no debe entenderse como un "apoyo inquebrantable" a las políticas del Gobierno, sino que debe propiciar un cambio en las políticas económicas, hacia otras orientadas al crecimiento económico con horizontes de consolidación fiscal "razonables" y "realistas".

  

Ambos líderes han apostado por poner en marcha un plan de choque para reactivar la economía buscando nichos de empleo en infraestructuras, rehabilitación de viviendas o dependencia.

 

SOBRAS "RAZONES PARA MANIFESTARSE"

  

Los máximos responsables de UGT y CC.OO. han llamado en este 1 de mayo a manifestarse por los intereses de la sociedad en la actual situación de "emergencia nacional" de la economía y el paro, no para apoyar a las organizaciones sindicales.

  

Méndez ha asegurado que "sobran las razones" para salir a la calle y Toxo se ha encargado de pormenorizar algunas de las que los sindicatos consideran las más urgentes. "La gente que salga a la calle que sepa que lo hace para defender a los 6,2 millones de parados, a los expropiados de las preferentes, a la gente lanzada de sus vivienda o a la que tienen un contrato precario", ha dicho.

  

Así, el líder de CC.OO ha insistido que los manifestantes tienen que saber que "defienden sus intereses, no los de ninguna institución".

  

En este sentido, Méndez ha dicho que sería un error entrar en una guerra de cifras sobre la asistencia a la manifestaciones de este miércoles porque "la procesión va por dentro y por fuera y la inmensa mayoría de los ciudadanos está en desacuerdo con las políticas económicas del Gobierno". "Sería muy superficial y frívolo", ha añadido.

  

Por su parte, el secretario general de UGT-Madrid, José Ricardo Martínez, ha señalado que la manifestación de este miércoles es una defensa "de las familias que no tienen nada, ni presente ni seguramente futuro".

  

Asimismo, su homólogo en CC.OO.-Madrid, Jaime Cedrún, ha insistido en que la situación del desempleo es de "emergencia", y ha exigido al Gobierno regional un plan de choque para proteger a los parados.