Toxo y Méndez avisan al Gobierno de que "no se confíe. El miedo no atenazará a la gente"

Los dirigentes sindicales ha vuelto a animar a los ciudadanos a unirse a las protestas porque la reforma laboral supone una "regresión de los derechos de los trabajadores"
Los secretarios generales de CC.OO. y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, han avisado al Gobierno de que "no se confíe" porque "el miedo no va a atenazar a la gente" a la hora de exigir una modificación "radical" de la reforma laboral, y han pronosticado que las movilizaciones programadas para este domingo y la huelga general del 29 de marzo "no tendrán un tono menor".

Los dirigentes sindicales ha vuelto a animar a los ciudadanos a unirse a las protestas porque, según han advertido, la reforma laboral supone una "regresión de los derechos de los trabajadores" que va más allá de la crisis y que "será para toda la vida".

En rueda de prensa minutos antes de encabezar en Madrid la manifestación central de las convocadas para este domingo en las 60 principales ciudades españolas, las primeras desde la convocatoria del paro general del 29-M, han recalcado que estas movilizaciones serán un éxito si logran forzar al Gobierno a sentarse a negociar la reforma laboral, independientemente de los ciudadanos que las secunden, porque no son una simple "confrontación".

Toxo, que tuvo palabras de apoyo a las asociaciones de víctimas del 11-M, concentradas esta mañana en Atocha, ha dejado claro que el fin de estas movilizaciones "no es sacar cuanta más gente a la calle mejor", sino que son un "instrumento" para lograr un fin, la marcha atrás en la reforma laboral "más regresiva de la historia".

En este sentido, Méndez aseguró que las organizaciones sindicales, tanto hoy como el próximo 29 de marzo, son "el dedo democrático y constitucional que advierte de la regresión para toda la vida que supondrá la reforma laboral".

El gobierno se aprovecha de la crisis
En su opinión, el Gobierno está haciendo un "aprovechamiento inmoral" de la crisis, porque se trata de medidas que no están pensadas para crear empleo, sino que "van más allá de la crisis " y persiguen una "regresión en los derechos de los trabajadores para toda la vida", y porque con la reforma laboral "está haciendo en tiempo récord lo contrario de lo que decía que iba a hacer".

Asimismo, los líderes sindicales recordaron al Gobierno que "hay alternativas" y le reprocharon que las políticas de recortes y la nueva reforma laboral nos adentran "en un camino peligroso".

Críticas a la CEOE
Asimismo, el secretario general de CC.OO cargó las tintas contra el presidente de la CEOE, Juan Rosell, por decir que los parados encuentran empleo "milagrosamente" poco antes de agotar su prestación. Al respecto, aseguró de que la patronal "culpabiliza" a los parados de su situación y que, después, el Gobierno "hace chantaje con ellos" a la sociedad para legitimar su política de recortes.

Además, sabiendo que el Gobierno se siente fuerte en su mayoría absoluta, Toxo avisó al Ejecutivo de que "las legitimidades se consiguen y se pierden y hay procesos que aceleran la pérdida de crédito". "Espero que aún le quede un punto de cordura y que atienda a lo que empieza a ser un rechazo mayoritario a la reforma laboral", sentenció.