Torres: "Con 24 años decidí marcharme para que el club y yo creciésemos... el tiempo nos dió la razón"

'El Niño' regresa ya con títulos a la que siempre ha sido su casa, el Atlético de Madrid y avisa: "Creo que la mejor forma de mostrar amor por estos colores es dejarnos la vida".

 

CEREZO: "NO ES UN DÍA CUALQUIERA"

 

El presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, aseguró sobre Fernando Torres en el día de su presentación que "no es un día cualquiera para los atléticos" debido a que su "historia" siempre "ha sido diferente", ya que dejó "una gran huella en este club", al que afirmó que ha seguido "desde la distancia" y al que regresa "en un momento importante", en un día esperado en el que deseó que el club siga "haciendo historia".

  

"Hoy no es un día cualquiera porque es muy importante para los atléticos. Fernando torres vuelve a casa tras conseguir éxitos con el Liverpool, el Chelsea y la selección, y por fin estás de vuelta desde que te fuiste aquel 4 de junio de 2007. Estábamos esperando este día porque representas lo que es el Atlético de Madrid", valoró Cerezo dirigiéndose al jugador en su presentación, llevada a cabo en la Sala Vip del Estadio Vicente Calderón.

  

Del mismo modo, valoró que "esta entidad ha tenido muchísimos jugadores extraordinarios" entre los que citó a Luis Aragonés, Enrique Collar o José Eulogio Gárate, a los que le comparó por estar todos "identificados" con los colores rojiblancos y por su "implicación y amor" a ellos desde el primer momento, además de asegurar que siempre pensó que su adiós nunca fue "definitivo".

El nuevo fichaje del Atlético de Madrid, Fernando Torres, aseguró en el día de su presentación que en su carrera "siempre" le ha "faltado algo", que es "ganar títulos" con el club rojiblanco, y valoró que regresa a un "equipo campeón a la altura de su historia" que "compite con los mejores de España y Europa", además de afirmar que siente que tiene "una responsabilidad extra" por el apoyo de la afición colchonera, que "sabe más que nadie que gana puntos" y a la que solicitó "unión".

  

"Era un chico 24 años que comprendió algo muy duro, que necesitábamos marchar para que el club pudiese crecer y yo también. Gracias a Dios el tiempo nos ha dado la razón, porque el club ha crecido y se ha convertido en un equipo sólido que ha mejorado en todos los aspectos, y yo también he conseguido los títulos que quería, pero siempre me ha faltado algo, que es ganarlos aquí", afirmó Fernando Torres en una abarrotada rueda de prensa en la Sala Vip del Estadio Vicente Calderón.

  

Del mismo modo, añadió que a su marcha todos tenían "la esperanza de que fuese un 'hasta luego'", por lo que calificó el día de su presentación como "especial" y en el que aseguró que sería "difícil" no emocionarse, y reiteró que sólo piensa en vestir la camiseta de "un equipo campeón a la altura de su historia" por el nivel actual de la plantilla y los éxitos de los últimos años.

  

"Me he emocionado con las victorias y he sufrido con las derrotas. El año pasado es un ejemplo de lo que es este club, nos han quitado algo que teníamos en la mano en el último minuto y es bonito volver a casa. A partir del día 5 será oficial y quiero dar las gracias a todos lo que me han hecho ver que soy importante desde el primer día. Soy uno más del equipo y espero que me ayuden a entender lo que es este equipo campeón", señaló sobre cómo se sintió desde la distancia y ahora que vuelve a formar parte de la plantilla.

  

Sobre su adaptación valoró que entiende que tiene "una responsabilidad extra" debido al recibimiento que ha tenido, y se mostró impaciente por "dejar de lanzar mensajes y empezar a jugar" con un equipo con el que "ha sido muy importante para que venga" el alto nivel que ha demostrado los últimos años, del mismo modo que valoró sobre Simeone que conoció "lo exigente que era como compañero" y añadió que como entrenador lo será "aún más", por lo que tratará de "coger rápido el ritmo" de sus compañeros.

  

"Ha sido un proceso en el que me faltaba algo que me ilusionase y que sólo podía tener aquí. Gracias a Dios el Atlético necesitaba un refuerzo en ataque y todo encajó. Todos íbamos en la misma dirección, y una vez que todo el mundo estaba de acuerdo fue fácil. Llevo tiempo pensando que podía ser una realidad y aun así hoy me es difícil ver que es así, me veo con mis compañeros entrenando y es todo un poco extraño. Me falta el campo", valoró sobre su llegada y los primeros días en su segunda etapa de rojiblanco.

  

Finalmente, sobre la convulsa situación referente al ambiente en el estadio tras lo sucedido con los ultras, Torres aseguró que se puede ver con "la respuesta que ha tenido la gente un día como hoy" que "la afición del Atlético nunca va a ser un problema" debido a que "ellos saben más que ninguna afición que ganan puntos para el equipo" y que "tuvieron mucho que ver" en el título de Liga de la temporada pasada.

  

"El miércoles hay un partido importante y habrá un ambiente impresionante ante el Real Madrid, como en todos los derbis. Como rival lo he sufrido y como local siempre he estado agradecido. El mensaje es de unión, porque el Atleti está por encima de todo y necesitamos que la gente anime como ha sido siempre", finalizó sobre el ambiente que espera en el próximo partido en el Estadio Vicente Calderón.

  

"Algún día me tendréis que contar qué he hecho yo para que me tratéis así de bien. Llevo mucho tiempo esperando este momento y volver a jugar vestido de rojiblanco. Habéis animado siempre al equipo y ahora está a la altura de la afición. El año pasado fue un gran año pero es un pasito más y tenéis que ayudarnos. Creo que la mejor forma de mostrar amor por estos colores es dejarnos la vida. empezamos el miércoles y espero que esta etapa este llena de éxitos porque nos veremos por mucho tiempo", valoró en el césped ante una grada completamente abarrotada.

Noticias relacionadas