Tomás Blanco: “Sería un robo a cambio de nada que la empresa Pascual se llevara el agua de nuestra provincia”

El PSOE de Ávila se opone tajantemente a este proyecto, por lo que presentará en el próximo Pleno de la Diputación una moción que recoje su postura y que pide el apoyo a la misma a esta institución, además de que inste a la Junta a la paralización del expediente que se está tramitando en el Servicio Territorial de Industria y que utilice todas las instacias posibles para “luchar contra esta concesión”

El presidente de los socialista abulenses, Tomás Blanco, manifestaba esta mañana su total oposición a la concesión a la empresa Pascual de la explotación de las aguas del Río Corneja. Una concesión en la zona de La Serrota-La Paramera, en el término municipal de Villafranca, y que afecta a cuatro municipios de la provincia: Navaescurial, Villafranca, Navacepedilla del Corneja y San Martín de la Vega.

 

Para Blanco esta concesión supone que “se van a llevar el agua gratis, no van a dejar un céntimo en nuestra provincia, no van a crear empleo y van a suponer un grave perjuicio medioambiental para el entorno, ya que además esta zona es Espacio Natural Protegido por la Junta de Castilla y León”.

 

Por estos motivos, en el próximo Pleno de la Diputación, el PSOE quiere que esta institución se oponga drásticamente a este proyecto, “porque no crea riqueza, porque va a secar una cuenca que es riqueza natural y que es utilizada por los regantes de la zona, y que puede acabar con el turismo en la zona, ya que si no hay agua, no ha visitantes”

 

Además quieren que inste a la Junta de Castilla y León a pararalizar de inmediato el expediente que se está tramitando en el Servicio Territorial de Industria respecto a la concesión de manantiales en el Río del Corneja. Asimismo, pedirán que la Diputación movilice todas las instancias posibles para paralizar la concesión, ya que “los municipios afectados son muy pequeños y no disponen demedios y economía suficiente para conseguirlo .

 

Después del Pleno, informaba Blanco, el Partido Socialista se reunirá con los afectados, regantes, y habitantes de la zona “para hacer presión y para que quede clara la oposición del PSOE y de los alcaldes socialistas de dos de estos municipios a esta concesión de explotación de las aguas”. “Sería un robo de la riqueza de la provincia a cambio de nada para los ayuntamientos, habitantes y toda la provincia”, añadía Blanco.

 

“Lo mínimo que habría que pedir a una empresa que quiera instalarse como manantial en nuestra provincia es obligarle a que la planta de tratamiento y embotellamiento esté dentro de la misma”, finalizaba.

 

Por otro lado, el Partido Socialista abulense también llevará al próximo pleno su oposición a que los ayuntamientos de Casillas, Santa María del Tiétar, Sotillo de La Adrada y La Adrada, tengan que “ver triplicado el precio de su agua porque la Junta de Castilla y León se niega a hacerse cargo de los costes de contrucción de la estación depuradora de aguas residuales en Sotilla y La Adrada”.