Tomás Blanco se apoya en los estatutos del partido para exigir la convocatoria de un Congreso Extraordinario

El Secretario General del Partido Socialista de Ávila, Tomás Blanco, ha exigido a la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE la celebración de un comité que determine la convocatoria de un Congreso Extraordinario de la formación abulense, que según Blanco es lo que indican los estatuos del partido en este caso. El socialista, que ha dimitido como portavoz en Cebreros, ha defendido la afiliación de Fabio López y ha asegurado que una de las dimisionarias no es afiliada ni militante

El Secretario Provincial del PSOE, Tomás Blanco, ha presentado este lunes recurso contra la decisión de la Ejecutiva Federal de suspender cautelarmente todas las actividades de la Ejecutiva Provincial. En este recurso, ha manifestado este martes, exige a Ferraz la celebración de un comité provincial al objeto de convocar un Congreso Extraordinario.

 

Así, Blanco ha señalado que "renunciamos al derecho de seguir legítimamente ejerciendo para que sean los militantes los que elijan quien quieren que dirija su partido". El socialista se ampara para ello en los estatutos del partido y asegura que "no vamos a permitir que Pedro José Muñoz, con su manipulación, les quite protagonismo a los afiliados".

 

El Secretario Provincial del PSOE rechaza por ello la posible creación de una Comisión Gestora. Tomás Blanco, que este martes ha presentado su dimisión como portavoz socialista en Cebreros por no sentirse apoyado, insiste en que el número de dimisionarios no llega a lo reflejado por los estatutos -la mitad más uno- para la instauración de dicho órgano.

 

Para ello ha asegurado, en presencia del secretario de Juventudes Socialistas, Fabio López, que este ha aportado un registro bancario fechado el 10 de mayo de 2012 -un mes antes del congreso del que salió la actual Ejecutiva-, que refleja el pago de las cuotas de afiliado de todo el semestre, por lo que estaba legitimado para ser elegido en la Ejecutiva.

 

Con respecto al documento alegado por el Secretario de Organización del PSOE de Ávila, Jesús Caro, en el que la Secretaría de Organización Federal le comunica que Fabio López no estaba inscrito en el censo del 26 de noviembre de 2011 y que no era militante en la fecha de elección de la Ejecutiva, Tomás Blanco ha manifestado que ese documento tiene entrada en el registro de la sede provincial con fecha de 14 de enero, el mismo día que se produjeron las 20 dimisiones en la Ejecutiva Provincial, y que no había sido comunicado previamente a ningún órgano provincial.

 

Así, Blanco ha acusado a Caro de ocultar ese documento y ha sentenciado que "si es verdadero, su utilización es falaz, inmoral e injusta".

 

No ocurría así, ha apuntado Blanco, con la Secretaria de Desarrollo Rural, Paloma García, una de los dimisionarios, que había sido trasladada al censo de simpatizantes por impagos de la cuota de afiliada "y no podía dimitir porque no era afiliada".

 

Así, Tomás Blanco ha explicado que "hasta en el remoto supuesto de que desestimaran la afiliación de Fabio López", habrían dimitido 19 de 38 miembros de la Ejecutiva, lo que seguiría sin llegar a la mitad más uno. Por ello, ha insistido en que "no hay justificación legal o estatutaria de la no convocatoria inmediata de un congreso".

 

Por otro lado, Blanco sostiene que Pedro José Muñoz mantiene el veto del Secretario Regional Julio Villarrubia "porque me lo ha dicho a mi, para que en unas primarias no tenga posibilidad de ser rival de Óscar López".

 

En este sentido, Fabio López ha indicado que "algunos prefieren dinamitar el partido antes que moverse del sillón". El secretario de las Juventudes Socialistas de Ávila ha considerado "probada" su afiliación y se ha mostrado en contra del "enquistamiento de las personas en los cargos políticos", en clara referencia a Pedro Muñoz.

 

Fabio López ha justificado el rechazo a la formación de una Comisión Gestora ya que eso sería tarea de la Secretaría de Organización nacional, de la que forman parte tanto Pedro José Muñoz como Óscar López, y "los interesados serían juez y parte y nos dejarían indefensos".

 

Por ello, ha apoyado a Tomás en que "el único camino es un Congreso Extraordinario y darle la voz a los militantes" y le ha dado las gracias por "asumir personalmente esta cacicada de Pedro José Muñoz".