Tomás Blanco desvela una maniobra planeada desde hace más de un año por Óscar López para desbancar a Villarrubia

El exsecretario provincial del PSOE de Ávila Tomás Blanco ha desvelado este lunes una maniobra pergeñada desde hace más de un año orquestada por el secretario de Organización del PSOE, Óscar López, para desbancar a Julio Villarrubia de la Secretaría Regional del PSOE.

Tomás Blanco ha elegido como escenario para sacar a la luz esta estrategia la puerta de la sede regional del PSOE, lugar donde ha congregado a los medios para dar a conocer la situación en la que participó después de que Óscar López se viera afectado por la moción de censura en Ponferrada (León) y que generó, a su juicio, un momento de "inflexión" para el secretario de Organización que le obligó a "trabajar en su vuelta" a Castilla y León.

 

Tras esta situación que se produjo en febrero de 2013 López, según Blanco, inició conversaciones con cinco secretarios provinciales entre los que se encontraba él mismo, Celestino Rodríguez de León; Antonio Plaza de Zamora; Juan Luis Gordo de Segovia y Javier Izquierdo de Valladolid, a los que se unieron las dos vicepresidentas de la anterior Ejecutiva, Ana Redondo y Ángela Marqués.

 

En este foro se empezó a gestar, como ha explicado Blanco, la maniobra para desbancar a Julio Villarrubia. Así, para organizar todos los encuentros y maniobras, como ha desvelado el abulense, se creó un grupo de WhatsApp denominado '5SG' con el fin de mantener un contacto permanente y concretar encuentros que se han llevado a cabo en diferentes restaurantes de Valladolid y en los que también participaban senadores y procuradores.

 

Según ha detallado, la última reunión se produjo el 29 de mayo en una brasería del centro de Valladolid, un día antes de que se llevara a efecto la dimisión de la mitad más uno de la Ejecutiva regional.

 

No obstante, Blanco ha incidido también en que los encuentros se llevaban a cabo en el propio despacho de López; fue allí donde se decidió aplazar la maniobra que finalmente se llevó a efecto el 30 de mayo y que en principio estaba pensada para junio de 2013, algo que se aplazó ya que entonces se estimó que la estrategia "perjudicaría gravemente" al propio López.

 

"Ahora se ha llevado a cabo lo que pensamos entonces", ha aclarado Blanco, quien ha equiparado la "jugada" con la que vivió él mismo en Ávila. Así, el exsecretario provincial del PSOE de Ávila ha asegurado que fue expulsado de este grupo después de que invitara a Villarrubia a participar en la fiesta de La Rosa en 2013, algo que "no gustó" a Pedro José Muñoz, "mano derecha de López", con el que compartió responsabilidades de partido ya que fue su secretario de Organización.

 

LA OT, A ESPALDAS DE VILLARRUBIA

Blanco ha reiterado que la Ley de Ordenación del Territorio ha sido otra de las cuestiones negociadas "a espaldas" de quien, a su juicio, tenía la legitimidad en esta negociación, Julio Villarrubia. Como ha explicado fue Pedro José Muñoz, quien "ni tan siquiera estaba en la Ejecutiva regional", el que mantuvo reuniones con el consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez, para cerrar esta norma finalmente consensuada en las Cortes.

 

Asimismo, el exsecretario provincial socialista ha asegurado que la negociación sobre la reapertura de las urgencias nocturnas fue utilizada por López como "estrategia" para "contentar" a los socialistas de Salamanca.

 

Blanco contó todas estas maniobras a Villarrubia poco tiempo antes de que se viera obligado a abandonar la Secretaría de Ávila en enero de 2014, tras lo que ha asegurado que presentará un escrito a la Gestora regional para dar a conocer todos los datos de los que asegura tener pruebas.

 

Por último, ha considerado "ilegítimo" la dimisión de 25 miembros de la ejecutiva para llevar así a efecto la disolución de la directiva socialista en Castilla y León. "No es legitimo que la firma de unos señores elegidos por nadie decidan echar a un secretario regional elegido democráticamente", ha insistido, tras lo que ha recordado que Villarrubia salió refrendado con el 90 por ciento de los votos de los compromisarios.

 

Tras desvelar esta situación ha asegurado que "esta es la actitud del PSOE en los últimos tiempos" y se ha mostrado dispuesto a seguir ofreciendo datos para que se conozca "toda la verdad" y lograr un "cambio radical" en el PSOE.

 

Por último y después de asegurar que no ha recibido presiones ha adelantado que apoyaría la candidatura de Julio Villarrubia. "Le pido que se vuelva a presentar", ha concluido.

Noticias relacionadas