Tomás Blanco culpa de las dimisiones al "apego al poder" de Pedro Muñoz

El Secretario General del Partido Socialista de Ávila, Tomás Blanco, ha achacado este miércoles la dimisión en bloque de 20 miembros de la ejecutiva provincial socialista "exclusivamente al apego al poder y al puesto" del presidente provincial del partido, Pedro José Muñoz, y a su "intento perseverante" de vetar al secretario autonómico, Julio Villarrubia, en esta provincia

Tomás Blanco ha culpado en exclusiva al presidente del PSOE de Ávila, Pedro José Muñoz, de la veintena de dimisiones que tuvieron lugar a última hora del martes en el seno de la Ejecutiva provincial socialista. El secretario provincial de esta formación ha denunciado el "intento perseverante en los últimos meses" de Muñoz de vetar en Ávila al Secretario General del PSOE en Castilla y León, Julio Villarrubia, lo que habría provocado las disensiones.

 

Junto a Pedro José Muñoz, Blanco ha acusado al ya ex Secretario de Organización, Jesús Caro, y a la ya ex Vicesecretaria Provincial, Pilar Ochando, de intentar impedir la visita que Villarrubia realizó a la provincia el pasado mes de mayo y ha explicado que también trataron de impedir la Comisión Ejecutiva que se llevó a cabo el pasado 2 de diciembre con presencia del Secretario Regional.

 

En este sentido, Tomás Blanco ha explicado que esta comisión se convocó el día 2 porque Jesús Caro dijo "que no podía ni el 28 ni el 30 y me dijo expresamente que no podía convocarla y que el Secretario General Autonómico no debía venir". Blanco ha afirmado que el día 31 Caro desconvocó la Ejecutiva "pero quien convoca y dirige las ejecutivas soy yo, que para eso soy el secretario provincial, y volví a convocarla".

 

Tras la celebración de la ejecutiva Blanco pidió por escrito la dimisión de Jesús Caro "porque no tiene ningún sentido que haya un Secretario de Organización que esté desconvocando al Secretario Provincial". Ante su negativa, el líder de los socialistas abulenses convocó una nueva Ejecutiva el 9 de diciembre a la que asistieron 21 de sus 40 miembros, más los miembros de ejecutivas superiores, y en la que no estuvieron los mencionados.

 

En esta reunión se convocó por unanimidad un Comité Provincial para el día 18, el próximo sábado, conteniendo los puntos de revocación y cese de la vicesecretaria primera, revocación y cese del secretario de Organización y cobertura de vacantes, a raíz de los cuales, según Blanco, llegaron las dimisiones. "Los dos primeros puntos del órden del día son ya innecesarios tras su dimisión", ha dicho Blanco, "pero mantendremos el tercero".

 

Con respecto a las presuntas irregularidades en la afiliación del secretario de Juventudes Socialistas, Fabio López, que la facción discordante alega para poder convocar un nuevo congreso donde se elija nueva Ejecutiva, ya que les daría la mayoría más uno necesaria, el Secretario Provincial ha mostrado un documento del censo de Ferraz donde figura la afiliación de Fabio López desde el 7 de mayo de 2012, antes del congreso que dio origen a la actual Ejecutiva.

 

En este sentido,Tomás Blanco ha explicado que una vez presentadas 20 firmas, de las 40 elegidas en el congreso, no cumplen con los estatutos donde dice que se deberá convocar congreso si cesa la mitad más uno de la Ejecutiva, por lo que "les agradezco que hayan presentado su renuncia a la Ejecutiva porque así vamos a trabajar mucho mejor, pero no son la mitad más uno" y se ha mostrado dispuesto a defender "hasta en los tribunales si hace falta" la elección democrática de los miembros.

 

Tomás Blanco ha asegurado que no va a aceptar "las presiones insoportables de Pedro José Muñoz en su empeño de mantener el acta de diputado a cambio de la pelea inmoral que están llevando a cabo en toda Castilla y León para unas futuras o previsibles primarias en el PSCyL". Blanco ha recordado que "el Secretario Regional es Julio Villarrubia. Lo eligió un congreso  y sigue siéndolo" y ha justificado su decisión con el fin de "garantizar el trabajo autonómico, federal y de la provincia de Ávila".

 

En esta línea ha afirmado que exigirá a Madrid, si tiene que tomar cartas en el asunto, que Pedro José Muñoz y Óscar Lopez no puedan intervenir "porque son juez y parte, dado que Pedro José Muñoz es también Secretario de Organización. Son juez y parte de una pelea que solo les interesa a ellos". Además se ha mostrado "harto de la utilización torticera de las normas para beneficio propio y personal" y ha asegurado que "ni Óscar López ni Pedro José Muñoz van a ir contra la mayoría de este partido en Ávila".

 

Blanco ha pedido a los miembros de la Ejecutiva que han dimitido que acudan al comité provincial y "aunque no estén de acuerdo con la convocatoria expliquen su postura a los compañeros" y ha asegurado que "si la mayoría del comité provincial dice que no está de acuerdo con una postura mía, cesaré como secretario general, pero no voy a renunciar a la obligación que cogí en el congreso porque dos compañeros o tres intenten manipular esta situación y llevar a cabo un enfrentamiento que no es tal".

 

Tomás Blanco ha pedido disculpas a afiliados y simpatizantes por esta situación pero ha explicado que "cuando se toman decisiones serias y contundentes al final el partido, los votantes y los simpatizantes lo entienden y verán como el partido les ofrece algo positivo".

 

Los veinte miembros de la ejecutiva socialista que han dimitido son Demetrio Castañar (Presidente de Honor), Pedro José Muñoz (Presidente), Pilar Ochando (Vicesecretaria Primera), Jesús Caro (Secretario de Organización), Paloma García (Piedrahita), Juan José Pizarro (Peguerinos), Ángel Carlos Díaz de Pedro (Higuera de las Dueñas), José Luis Jiménez Gonzaga (Ávila), Francisco López Gallego (Fuentes de Año), Beatriz Francés (Arenas de San Pedro), Ana Moreno (Ávila), Miguel Hernández (Candeleda), Alberto Muñoz (Cebreros), Rosaura Pindado (Casillas), Ana Maria Tabanera (La Moraña), Silvia Llamas (Hoyo de Pinares), Teresa Esteban (Cebreros), Francisco González (Cebreros), Manuel Arribas (La Moraña) y Manuel Jiménez (Ávila).

Noticias relacionadas