Tomás Blanco califica de surrealistas las declaraciones del Consejero de Sanidad sobre los consultorios médicos

Tomás Blanco

Recuerda la precariedad de estas instalaciones y el esfuerzo que hacen los ayuntamientos, "incluso comprando material, para que los vecinos estén bien atendidos".

El portavoz socialista en la Diputación Provincial, Tomás Blanco, ha calificado como muy desafortunadas las declaraciones que el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez, realizó ayer en Valladolid, diciendo que su departamento aboga por colabora con los ayuntamientos para el éxito de la atención primaria en lo referente a los consultorios locales.

 

Blanco recuerda que en nuestra provincia la Junta de Castilla y León se olvida casi por completo de estas dotaciones y son los consistorios los que deben hacer un esfuerzo muy importante para que los vecinos puedan tener una atención adecuada. Y es que añade Blanco “las competencias en materia sanitaria son exclusivas de la Junta de Castilla y León que debería hacerse cargo de todos los gastos de mantenimiento, no solo de los centros de salud, cosa que viene llevando a cabo, sino de los más de 300 consultorios médicos de la provincia”.

 

El Diputado del PSOE afirma que los fondos dedicados al mantenimiento y gasto corriente de los consultorios corre por cuenta de los ayuntamientos, y muchos de ellos deben ocuparse de costear el material básico como gasas, oxígeno y otros productos sanitarios desechables. “Además en cada consultorio médico debería existir, según los profesionales, al menos el siguiente instrumental: oxigeno, estetoscopio, tensiómetro, electrocardiograma, tiras reactivas diversas, pulsiometro, múltiple (oftalmoscopio, otoscopio y rinoscopio), oscilometro, y diverso material para curaciones, así como un desfibrilador, algo que no ocurre porque la Junta no se ocupa ni se preocupa”

 

También ha querido recordar que desde el PSOE de la Diputación se ha solicitado que sea la Junta la que se haga cargo de todos los gastos de mantenimiento, del material y de algo muy importante como es la adopción de medidas para posibilitar las extracciones de sangre y las pruebas de SIMTRÓN en los consultorios médicos, al menos 1 día a la semana, en aquellas localidades de más de 800 habitantes, cuestiones que la Administración Regional parece no dispuesta a resolver.

 

En todo caso, añade Blanco, “si a todo esto unimos la reducción en el número de médicos y enfermeras en nuestros pueblos, la situación no puede ser más desalentadora, por lo que animamos al Consejero a ponerse a trabajar en serio para solucionar los problemas y a dejar de hacer declaraciones tan absurdas”.