Tokio eleva a cinco el nivel de gravedad del accidente nuclear

 
agencias
El nivel de gravedad del accidente nuclear de la central de Fukushima-1 ha pasado de cuatro a cinco en la escala de gravedad de accidente nuclear, que va de uno a siete. El anuncio de las autoridades japonesas coincide con la valoración de “muy grave” que ha realizado la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA). Sin embargo, la organización ha apuntado que el estado de los reactores uno, dos y tres es “bastante estable”. Cuando se cumple una semana del terremoto de nueve grados y el posterior tsunami, la cifra de muertos y desaparecidos no para de ascender y ya alcanza las 17.227 personas.
“La situación en la central nuclear de Fukushima-1 sigue siendo muy grave, pero no ha habido un empeoramiento significativo”, declaró ante la prensa el portavoz de la AIEA, Graham Andrew, para añadir que, sin embargo, “la situación en los reactores de las unidades uno, dos y tres parece seguir bastante estable”.

A unos treinta kilómetros al noroeste de la central de Fukushima-1 se detectaron este pasado jueves niveles de radiación por encima de los 0,17 milisievert por hora (170 microsievert por hora), según admitió el ministro de Ciencia de Japón. Los expertos sostienen que estos niveles sufridos durante seis horas equivaldrían al máximo índice de los considerados seguros durante un año. “En principio vamos a utilizar agua. El rocío de agua debe continuar. Se están realizando esfuerzos en este sentido”, informó Edano para añadir que estos trabajos se ampliarán al reactor número uno con el lanzamiento de agua desde dichos camiones, ya que todavía presenta elevadas temperaturas, pese a que se ha estabilizado tras la explosión del sábado. Al igual que en el caso del número tres, el jefe del Gabinete japonés consideró urgente la situación del reactor número cuatro, al tiempo que restó importancia al calentamiento en el dos. De los reactores cinco y seis indicó que, de momento, el ascenso del mercurio no es peligroso.