Todos los grupos de la oposición pedirán hoy la retirada del proyecto de ley de racionalización del sector público

Fachada Del Congreso De Los Diputados
Creen que deteriora los servicios públicos, que vulnera competencias autonómicas y que no está claro el ahorro presupuestario


MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

El PSOE, Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), CiU, PNV, UPyD, BNG y ERC pedirán este jueves en el Congreso la devolución al Gobierno del proyecto de ley de racionalización del sector público y otras medidas de reforma administrativa, que persigue la supresión e integración de organismos de la administración para aligerar su peso y que también servirá para simplificar trámites administrativos.

Así, las citadas formaciones defenderán durante el debate de totalidad de la citada norma que tendrá lugar en el Pleno de la Cámara Baja las siete enmiendas de devolución registradas hace una semana y en las que denuncian que el proyecto de ley no persigue racionalizar sino "podar" el sector público. Además, los nacionalistas advierten de que vulnera el principio de autonomía reconocido en la Constitución.

Para el PSOE, se trata de un proyecto "engañoso", empezando por su título, porque no busca la racionalización del sector público sino "la eliminación o reorganización de algunas estructuras administrativas". "Este Gobierno ha encontrado en la crisis la excusa perfecta para justificar las políticas de retroceso y deterioro de todos los servicios públicos", critican, para rechazar también el "énfasis" que pone la reforma en la "desaparición de órganos encargados de políticas sociales".

"NO ESTÁ CLARO EL AHORRO"

En esta misma línea, Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) critica que aunque el objeto de la reforma es mejorar la eficiencia y reducir el gasto público, "ni están claros los teóricos ahorros presupuestarios, ni por supuesto asegurada la mejora de la eficiencia de los organismos públicos. "Continuar podando la administración pública, incluso reconociendo que España es uno de los estados miembros de la Unión con menor gasto público, es una irresponsabilidad", denuncian.

Por su parte, UPyD ha denunciado que se trata de una ley "cosmética" y de "propaganda" porque no representa "un auténtico plan de reforma de todas las Administraciones Públicas". "Una reforma en profundidad de las Administraciones Públicas hubiera exigido otro método y otro contenido", aseguran, para criticar a continuación "la falta de estrategia en el medio y largo plazo".

"VULNERA COMPETENCIAS AUTONÓMICAS"

Asimismo, los nacionalistas denuncian que la finalidad de muchas de las medidas incluidas en el proyecto de ley no es otra que la de "recuperar para la Administración General del Estado competencias que hoy ejercen las Comunidades Autónomas". "El presente proyecto de ley vulnera las competencias autonómicas", denuncia CiU en su enmienda a la totalidad.

Por su parte, el PNV asegura que el proyecto supone una "vulneración del sistema de distribución competencial y del principio de autonomía reconocido en la Constitución".

El BNG va más allá y acusa al Gobierno de emprender con este proyecto "la contrarreforma ansiada hace décadas desde los sectores tradicionalistas y conservadores de la derecha española". ERC también denuncia que este proyecto de ley "es fruto de la visión nacionalista, centralista y homogeneizadora del Estado mantenida por el PP".