Todo a punto para la fiesta del Santo Cristo, la más tradicional de Santa María del Berrocal

El día 30 de abril, al atardecer, se celebran las Vísperas. Al día siguiente, 1 de mayo, de nuevo el recorrido para recoger a los mayordomos y toda la comitiva se dirige a la Iglesia. También se saca al Cristo en Procesión, esta vez por el pueblo, y acompañan niños y adultos ataviados con el traje típico.

Se acerca la fiesta en honor del Santo Cristo del Sepulcro y la Mayordomía 2013 de la Cofradía lo tiene todo listo para celebrarla. Es la fiesta más tradicional de esta ocalidad.

 

La Cofradía del Santo Cristo data de 1869, y desde entonces, cada año los berrocalenses que ejercen como mayordomos invierten ese año en cuidar la ermita y la imagen del Cristo y organizar la fiesta en su honor, con el deber expreso de cuidar y mantener las tradiciones propias de la misma. Ser mayordomo era y es una de los grandes momentos en las vidas de los berrocalenses. Al principio eran tres mayordomos. En la actualidad son seis. Y hasta el año 2008 sólo podían ejercer este papel los hombres.


LA FIESTA:_El día 30 de abril, al atardecer, se celebran las Vísperas. Al son de dulzaina y tamboril se va a buscar a los mayordomos a sus casas, de donde salen con la urna floreada, y se hace el recorrido, casa por casa, hasta recoger (el último) al Mayordomo Mayor, para ir a la ermita. Allí espera la comitiva formada por los niños y adultos ataviados con los trajes típicos. Los hombres llevan el traje charro y la capa, y las mujeres el manteo de fiesta, formado principalmente por la falda con picado y el mantón de manila. Posteriormente se saca la imagen del Cristo en Procesión hasta la Iglesia, donde se hacen las ofrendas.
Después se acompaña de nuevo a los mayordomos a sus casas, uno por uno, empezando por el Mayordomo Mayor, y éstos invitan al acompañamiento a unos dulces típicos (flores, mantecados) y a un aperitivo.


Al día siguiente, 1 de mayo, de nuevo el recorrido para recoger a los mayordomos y toda la comitiva se dirige a la Iglesia. También se saca al Cristo en Procesión, esta vez por el pueblo, y acompañan niños y adultos ataviados con el traje típico.


Antiguamente existía la leyenda de cada vez que se sacaba al Cristo de la ermita llovía, y por eso sólo se sacaba en esta fiesta y cuando había sequía, para remediarla.


Tras los actos religiosos los mayordomos invitan a sus familias y amigos a comer, ya que es un momento muy importante en la vida de los berrocalenses.


Por la tarde se celebra un Rosario ofrecido por la paz en el mundo, y al terminar los mayordomos invitan a una limonada en la puerta de la Iglesia, donde también se celebra un baile de gaitilla. Desde hace un par de años, en este momento a los mayordomos salientes se les entrega un diploma y traspasan la urna a los mayordomos entrantes.


Tradicionalmente esta fiesta se une a la de los Quintos, que colaboran en la organización de algunos actos lúdicos. Ellos son los que colocan el Mayo a la entrada del pueblo. Antiguamente se hacían juegos alrededor suyo. Este año no hay quintos.
Habitualmente el día 2 de mayo se celebra también misa por los cofrades difuntos, y procesión con San Isidro para la bendición de campos.