Termina el proyecto europeo 'We are the Planet' con cuatro intervenciones en países africanos

El Presidente de la Diputación, Agustín González ha mantenido este jueves la reunión final con los miembros de los socios del Proyecto Europeo “We are the Planet”, un programa por el que han pasado 3.600 niños de la provincia.

Este proyecto, que ha tenido una duración de 36 meses dede febrero de 2011, ha estado destinado a concienciar a los jóvenes estudiantes de entre 6 y 14 años, a través de la educación, sobre la necesidad de un desarrollo sostenible

 

En total cerca de 3.600 niños procedentes de diversos municipios y colegios de la provincia han recibido formación en las instalaciones de Naturávila en más de 60 cursos con un presupuesto de 240.000 euros aportados en un 75% por fondos europeos y el 25% por la Diputación.

 

El proyecto ha estado liderado por la italiana provincia de Téramo y sus socios han sido la Diputación de Ávila, a través del área de Asuntos Europeos y la Agencia Provincialde la Energía, la ONG italiana Progetto Mondo, la asociacion italiana Solstizio, el municipio esloveno de Nova Gorica y la localidad chipriota de Strovolos.

 

El presidente de la Diputación de Ávila, Agustín González, ha destacado que los escolares participantes "han aprendido la realidad de nuestro planeta y lo que puede suponer el cambio climático participando con su creatividad".

 

Por su parte Antonio D´Anastasio, funcionario de la provincia italiana de Téramo y coordinador del proyecto, ha señalado que este ha sido "uno de los mejorees proyectos en los que ha participado Téramo, porque hemos conseguido resultados concretos".

 

D´Anastasio ha señalado que han participado más de 100 profesores y más de 7.000 estudiantes en todos los países que han formado parte en el proyecto, y ha señalado que "el tema del calentamiento global lo hemos visto desde el punto de vista de los europeos pero también desde países africanos", ya que contaban con la participación de Burkina Faso y Benin, donde se han llevado a cabo cuatro proyectos, por lo que "los niños europeos han podido ver también la realidad de los niños de África".