Teresa Oñate: “Los clásicos llamarían barbarie a lo que hoy sucede”

Teresa Oñate y Francisco José Martínez, en el curso sobre 'Filosofía y Literatura'.

La catedrática de Filosofía de la UNED ha afirmado en el curso de verano sobre ‘Filosofía y Literatura’, que se ha celebrado en Ávila, que los filósofos clásicos, como Aristóteles, llamarían “barbarie” a lo que ocurre hoy día en el mundo en general y en España en particular.

La catedrática de Filosofía de la UNED, Teresa Oñate, ha intervenido en el Curso de Verano de la UNED sobre ‘Filosofía y Literatura’, que se celebra en Ávila, donde ha subrayado que la filosofía “necesita como caldo de cultivo la libertad”, de modo que “no hay filosofía sin democracia”.

 

Según explicó, “los primeros filósofos colocaron en la plaza, en el ágora, la igualdad de todas las instituciones”, algo que, en su opinión, hoy se ha perdidoPara la catedrática, ya Aristóteles, en su ‘Poética’, realizó una primera reflexión filosófica sobre las artes literarias, las políticas y las cívicas. “Para él, la educación civil, de la ciudadanía, depende del teatro”, aseguró, "que es capaz de recoger el amor, la muerte, la enfermedad, etc.".

 

Sin embargo, en “días como estos”, señaló, "los filósofos clásicos verían como una barbarie el hecho de que, por ejemplo, un siete por ciento de la población de occidente consuma más del 70 por ciento de los recursos del planeta”.

 

Para aquellos filósofos, el prescindir de la educación cívica y del pensamiento crítico sería impensable, de modo que “cuanto más europeos nos hacemos más tenemos en cuenta que Grecia es nuestro elemento común”, comentó, pero la educación crítica “se elimina, se coarta, se rapta”.

 

Si todo se pone en manos de una oligarquía plutocrática insensible que, además, hace saltar, como si fuera una ruleta, el valor del capital y los mercados, y también se pierde la clase media ganada con derechos sobre la educación y la sanidad, se llama barbarie”, además de ser “antieuropeo” y “antioccidental”, ha reprochado.

 

La catedrática ha asegurado, recordando a Nietzsche, que la Literatura y la Filosofía son “aquello a lo que pertenece la educación crítica y la posibilidad de ser personas libres y solidarias”.

 

Influencia mutua

 

De este modo, el curso ha abordado las relaciones entre Literatura y Filosofía, analizando especialmente el impacto de los grandes autores y sus obras, como Aristóteles, en la Filosofía, gracias, entre otros aspectos, a la descripción de los contextos históricos y culturales de esas obras y sus autores.

 

Para el director del curso, Francisco José Martínez, se trata de ver cómo se unen la Literatura y la Filosofía en un repaso de 25 siglos de historia, pero sin olvidar que dicha influencia continúa con filósofos como Fernando Savater o Eugenio Trías. Según Martínez, el objetivo es reflexionar sobre los textos de los eruditos para insertarlos en la actualidad y ponerlos a disposición de la sociedad de la forma “más lúdica y comprometida posible”.

 

“La Filosofía, aplicada a la realidad, puede llegar un amplio público por medio de la Literatura”, tal como demostraron, en su momento, López Aranguren, Sartre u Ortega y Gasset, finalizó