Tengo la sangre dulce y me acribillan los mosquitos, ¿tiene algo de cierta la afirmación?

La probabilidad de ser picado por mosquitos podría estar hasta en nuestros genes, según sugiere un estudio realizado en gemelos.

La investigación, dirigida por expertos de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, en Reino Unido, encontró un componente genético subyacente a lo atractivo que somos para los mosquitos y esto es probable que lo cause el control genético de nuestro olor corporal.

 

Aunque fue un estudio piloto, proporciona información interesante que puede permitirnos entender más sobre cómo ha evolucionado nuestra relación íntima con los mosquitos. En última instancia, el hallazgo, que se publica en 'Plos One', podría conducir al desarrollo de mejores formas para controlar los mosquitos y las enfermedades que transmiten.

 

REPELENTES NATURALES Y OLOR CORPORAL

 

Los resultados se basan en la investigación previa que demostró que el atractivo para los insectos se basa en las diferencias en el olor corporal. Las personas que son menos atractivas para los mosquitos producen repelentes naturales y parece que este rasgo es controlado genéticamente.

 

Una serie de ensayos que utilizaron 18 mujeres gemelas idénticas y 19 gemelas no idénticas demostró que las parejas idénticas eran más similares en atractivo para los mosquitos que los pares de gemelos no idénticos. La medida en la que los genes juegan un papel --el nivel de heredabilidad-- en el rasgo de ser atractivo o no a los mosquitos se encontró que era de un nivel similar (0,83) a la asociada con la altura (0,8) y el cociente intelectual (0,5-0,8) .

 

Financiado por sir Halley Stewart Trust, el estudio piloto se llevó a cabo en colaboración con la Universidad de Nottingham, Rothamsted Research, ambas instituciones en Reino Unido, y la Universidad de Florida, en Estados Unidos. TwinsUK se encargó de reclutar los pares de gemelos.

 

En el experimento, se liberaron 'Aedes aegypti', el mosquito del dengue, en un tubo en forma de Y que se divide en dos secciones. Se les permitió volar por ambos lados hacia el olor de las manos de los participantes en el estudio para ver por cuál de los gemelos se sentían más atraídos.

 

QUÉ LE GUSTA AL MOSQUITO

 

Los mosquitos hembras muestran preferencias por el olor de ciertas personas cuando deciden picarles para alimentarse de la sangre que requieren para reproducirse. Por ejemplo, las mujeres embarazadas son más atractivas para 'Anopheles gambiae' (el principal vector de la malaria en África) que sus contrapartes que no están embarazadas y las personas con una mayor masa corporal también parecen ser más atractivas para los mosquitos y jejenes ('Phlebotomus papatasi').

 

A menudo, se plantea la dieta como explicación, con anécdotas sobre comer ajo o beber cerveza para mantener a los mosquitos alejados. Sin embargo, no hay ninguna explicación clara y consistente sobre la dieta. "Al investigar el mecanismo genético detrás del atractivo para los insectos que pican, como los mosquitos, podemos acercarnos a usar este conocimiento para idear mejores formas de mantenernos a salvo de las mordeduras de los insectos y las enfermedades que pueden propagarse a través de las picaduras", dice el autor principal, James Logan.

 

"Si entendemos la base genética de la variación entre individuos podría ser posible desarrollar formas a medida para un mejor control de los mosquitos y desarrollar nuevas formas de repelerlos. En el futuro, se puede conseguir incluso que tomando una píldora se mejore la producción de los repelentes naturales del cuerpo y, finalmente, se reemplacen lociones para la piel", augura este profesor titular de Entomología Médica en la Escuela de Londres de Higiene y Medicina Tropical.