Temperaturas de más de 30ºC en el sur y lluvias en el noroeste hasta el viernes, cuando caerán los termómetros

Unos jóvenes disfrutan del sol tumbados en el césped. TRIBUNA
Un frente cálido afectará esta semana al noroeste peninsular y al Cantábrico y las temperaturas subirán en general este martes y miércoles de modo que se alcanzarán y superarán los 30 grados centígrados, aunque el fin de semana se espera un aumento de la inestabilidad y un descenso de los termómetros de "al menos" 4 o 6 grados centígrados, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).



MADRID, 6 (EUROPA PRESS)



Así, el portavoz de la AEMET, Alejandro Lomas, ha explicado a Europa Press que un frente cálido está entrando por el noroeste dejará este lunes lluvias sobre todo en Galicia y a partir del martes precipitaciones persistentes en el oeste de Galicia, Asturias, noroeste de Castilla y León, Cantábrico oriental y Pirineos.

En el resto, el martes se prevén cielos soleados con algunas nubes medias y altas y un ascenso de las temperaturas en Baleares y Canarias y con pocos cambios en el resto, aunque subirán en Levante y descenderán en el noroeste.

Respecto al miércoles, el portavoz de la AEMET ha indicado que no se esperan temperaturas "excesivamente altas" aunque sí un ascenso de los termómetros y lluvias en las mismas zonas que el día anterior.

Lomas ha explicado que la Península estará afectada por un sistema cálido de frentes ondulados que se mueven hacia el este. Por eso, ha dicho que afectan sobre todo a Galicia y al Cantábrico y de ahí salen hacia Europa, por lo que cuanto más al sur disminuye de intensidad, de modo que en la mitad sur de España únicamente se esperan nubes medias y altas.

En cuanto a las temperaturas, el portavoz de la AEMET ha dicho que se alcanzarán e incluso en algunos sitios se superarán los 30 grados centígrados. Por ejemplo, estarán por encima de 30 grados centígrados en el valle del Guadalquivir y Murcia y se situarán en torno a los 28 o 30 grados centígrados en el valle del Ebro, desde Zaragoza a la desembocadura, así como en el norte de la Comunidad Valenciana. Mientras, en Galicia el mercurio oscilará entre los 15 y los 18 grados centígrados y de 18 a 20 grados centígrados en la meseta norte. En Madrid y zona centro, las temperaturas máximas se situarán en unos 24 grados centígrados.

Por el contrario, ha añadido que el fin de semana hay un cambio hacia más frío e inestabilidad, ya que el viernes, sábado y domingo se prevé un descenso de las temperaturas de unos seis grados centígrados.

Concretamente, ha dicho que la bajada de los termómetros se producirá el viernes en el norte y se extenderá a la mitad norte, donde puede haber precipitaciones, y que esta situación se extenderá el sábado al Cantábrico, Pirineos, norte de Galicia y Castilla y León, donde sobre todo se notará el descenso de los termómetros más que las lluvias.

Por otro lado, Lomas ha apuntado que durante el puente de mayo se han registrado algunas efemérides de temperaturas en España. Así, ha precisado que el dos de mayo en Santander se igualó la máxima más baja para un mes de mayo en Santander, donde se alcanzaron 11,3 grados centígrados, igual que en mayo de 1997, con datos desde 1951.

También se ha batido la temperatura mínima más baja en Granada el día 1 de mayo, cuando se llegó a 0,6 grados centígrados, superando el registro de 0,7 grados centígrados del 11 de mayo de 1951, en un observatorio con datos desde 1931. Del mismo modo, en Tarifa (Cádiz) ese día se igualó la mínima más baja del 4 de mayo de 2002, con 7,4 grados centígrados (con serie histórica desde 1945) y en Melilla se llegó a 9 grados centígrados, cuando la anterior mínima más baja fue de 9,4 grados centígrados el 7 de mayo de 1975.