¿Te gusta la ropa ajustada? Sus peligros para la salud...

"Todo está en no cometer excesos y de vez en cuando intercalar y dar descanso al cuerpo, dejar en casa que el cuerpo se oxigene".

Las marcas en la piel son indicios de que algo no está bien en el uso de las prendas de vestir, ya sea en el caso de la ropa exterior como en la interior. Aunque no hay que demonizar las modas, los excesos en el vestir pueden pasar factura al organismo.

 

Según explica a Infosalus José Santos, secretario general del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid, el problema es el uso continuado de este tipo de ropa y aunque cada uno pueda tener un estilo propio en el vestir hay que tener en cuenta que éste puede tener repercusiones en nuestra salud.

 

"Todo está en no cometer excesos y de vez en cuando intercalar y dar descanso al cuerpo, dejar en casa que el cuerpo se oxigene. A veces se hace evidente en las marcas de la ropa cuando nos desnudamos, del calcetín, del pantalón, hay que buscar un término medio, lo principal es estar cómodo y tener libertad de movimientos".

 

Santos apunta a Infosalus algunos de los aspectos en los que el vestir ropa demasiado ajustada puede ocasionar trastornos para nuestra salud:

 

1. Dificulta la circulación sanguínea y linfática: la piel que es un órgano vivo que necesita oxígeno y eliminar las sustancias de desecho no puede hacerlo. Se dificulta el retorno venoso y el sistema linfático está en compresión, lo que lleva a la retención de líquidos y a que se hinchen las piernas. Pueden aparecer varices internas y externas debido a un mal reflujo. Se acumulan las toxinas y aparece la celulitis, los panículos de grasas por una mala microcirculación en la zona que ocasiona también hinchazón.

 

2. Favorece el reflujo gastroesofágico: al apretar la zona del estómago con la cintura de un pantalón apretado se puede ver afectado el funcionamiento del esfínter esofágico inferior y dejar pasar el contenido ácido del estómago hacia el esófago y la boca dando lugar como mínimo a ardores.

 

3. Afecta al sistema respiratorio: no se puede expandir la parrilla costal y realizar bien la respiración abdominal y el músculo del diafragma que ayuda a los pulmones a expulsar bien el dióxido de carbono no realiza bien su trabajo. Como resultado, las células no se oxigenan bien y tienen un envejecimiento prematuro derivado de la mala respiración costal y abdominal.

 

4. Alteraciones ginecológicas y urológicas: las prendas demasiado apretadas pueden ocasionar roces en la piel y una falta de transpiración que ocasiona que haya más humedad en la zona de los genitales y exista más riesgo de hongos y candidiasis en la mujer. En los varones se puede ver afectada la cantidad y calidad de los espermatozoides e incluso producirse dolor testicular. Estas prendas ajustadas también contribuyen con su uso excesivo a la aparición o agravamiento de las hemorroides.

 

5. Problemas de espalda: aquellos hombres que deben vestir con traje y corbata pueden sufrir de una disminución de circulación sanguínea hacia la cabeza y esto ocasionarles cefaleas, dolores cervicales y del trapecio, dado que el cuello está muy apretado porque quizás no se ha elegido bien la talla del cuello de la camisa. En el caso de las mujeres, los pantalones apretados pueden comprimir nervios que se dirigen al muslo y provocar dolor e hinchazón. En estos casos hay que intentar tomar descansos del cuello de la camisa y la corbata, elegir bien la talla de cuello y realizar ejercicios para mejorar el retorno venoso. "Cualquier ejercicio que aumente la circulación sanguínea como caminar, realizar estiramientos o al menos cambiar de postura y movernos ayudan".

 

6. Restricción en la libertad de movimientos: al tener la musculatura constreñida por la ropa se realiza un sobreesfuerzo para movilizarla y levantar piernas o brazos, lo que sobrecarga al organismo.

 

7. Ropa interior apretada o con mala talla: en el caso de los sujetadores se producen problemas en el hombro cuando los tirantes tienen que soportar mucho peso si el pecho es de gran tamaño y las patologías se pueden extender a las cervicales, el brazo o a nivel costal y generar contracturas en esta musculatura.