Tatuaje o micropigmentación, ¿qué es mejor... o peor?

Tatuajes y micropigmentación no son lo mismo, aunque ambas técnicas sirven para decorar tu piel son muchas las diferencias que hay entre ellas, por eso si estas pensando en decorar tu cuerpo con tinta, igual te conviene conocer más sobre estas dos modalidades para poder mostrar tu piel sin arrepentimientos.
 

 

Expertos de Tatualia explican que las principales diferencias entre ambas técnicas, tatuajes y micropigmentación, las encontramos en la profundidad de la dermis a la que llegan, los pigmentos utilizados o su duración.


PRINCIPALES DIFERENCIAS    

 

* Profundidad de la dermis: El tatuaje se trata de una técnica en la que la tinta se deposita en una capa profunda de la piel llamada dermis, mientras que la micropigmentación deposita los pigmentos en la epidermis, la capa más externa de nuestra piel.


* Duración: El tiempo es una de las principales diferencias entre el tatuaje y la micropigmentación. "El tatuaje es permanente por el tipo de tinta y la profundidad en la que se trabaja. Sin embargo, la micropigmentación puede tener una duración de entre uno y cinco años, dependiendo de las técnicas y las tintas que se utilicen", explica Mario Sánchez, director Comercial, Marketing y Expansión de Tatualia.

 

* Pigmentos: La técnica de la micropigmentación emplea pigmentos mucho más selectivos, formados por partículas más pequeñas cuya base es en aceite en vez de alcohol. Además deben ser hipoalergénicos para evitar ningún tipo de inconveniente a las personas que deciden pasar por esta técnica.

 

¿CÓMO ELIMINARLOS?    

 

Aunque el tatuaje y la micropigmentación sean técnicas diferentes, a la hora de eliminar su rastro se realiza de la misma forma, a través del láser. La tecnología láser genera pulsos de energía con una longitud de onda específica, que solo actúa sobre las partículas de pigmento de tinta.

 

Sánchez señala que "el tratamiento láser para eliminar tanto el maquillaje permanente como los tatuajes, ofrece la posibilidad de desfragmentar el pigmento empleado para dejar, tras el tratamiento, la piel integra, sin rastros, con un tono uniforme y sin cicatrices".

 

Tras el tratamiento, recuerdan, las células del cuerpo absorben estos pigmentos y los eliminan de manera natural y progresiva hasta su desaparición. En el caso de que no se quiera eliminar la micropigmentación por completo, es posible eliminar partes o fragmentos específicos de un maquillaje permanente mal realizado o perfilado, en lugar de áreas completas.

 

"Nuestros expertos realizan la eliminación de las zonas mal emplazadas para eliminarlas, disminuirlas o rebajarlas. De esta forma la micropigmentación del maquillaje queda eliminada parcialmente", concluye.