Tartalia y la Junta citan a los propietarios de Elgorriaga el día 20 para la compraventa definitiva

La Junta y Tartalia han suscrito este viernes el acuerdo de compromisos como paso previo a la venta definitiva del Elgorriaga, que podría producirse el próximo día 20. Los nuevos propietarios se comprometen a mantener la actividad y los puestos de trabajo, poner al día los pagos atrasados a trabajadores e inyectar a la empresa más de 500.000 euros. No descartan incluso la ampliación.

Todo apunta a que la empresa Tartalia, como parte del holding MCH en el que también se encuadra la empresa VAIT, será finalmente la nueva propietaria de la fábrica abulense de Elgorriaga después de que este jueves sus representantes hayan estampado su firma, junto a la de la consejera de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León, Milagros Marcos, en el documento de compromisos que aseguraría la capacidad de esta empresa para hacerse con el control de la factoría abulense.

 

Según ha explicado la consejera, el documento firmado con los potenciales compradores refleja el compromiso de Tartalia con el mantenimiento de la actividad productiva y los puestos de trabajo, la puesta al día de los pagos atrasado a los trabajadores -algo más de tres meses de nóminas- y la inyección en la empresa Elgorriaga Brands S.A. de más de 500.000 euros.

 

Este mismo jueves se enviará un burofax a los actuales propietarios de la factoría para que revisen la documentación y para emplazarles el próximo 20 de noviembre en Madrid para llevar a cabo la firma definitiva de la compraventa., para la que no esperan ningún problema.

 

Juan Carlos Valverde, Consejero delegado de Tartalia, ha explicado que su intención es hacerse con dos tercios de la compañía, mientras que Luis Presa y Mercedes Morán, actuales propietarios, conservarían el 33% y la parte correspondiente de la deuda total, que asciende en estos momentos a cerca de 7,5 millones de euros.

 

La Junta de Castilla y León, principal acreedor de esta deuda, se ha comprometido a una refinanciación de la misma, condición indispensable para la empresa entrante. Otros acreedores son los bancos y la Seguridad Social, con quien Elgorriaga mantiene una deuda de un millón de euros que también buscarán refinanciar.

 

Valverde, quien ha reconocido que la empresa "tiene aun problemas financieros graves", ha estimado que hacia el mes de febrero podrán saldar la deuda que mantienen con los trabajadores, a quienes aun se les deben tres meses de nóminas. El Consejero Delegado de Tartalia, quien ha pedido "mucha tranquilidad para sacar el proyecto adelante, estabilizar primero la empresa y luego crecer" ha informado de que mantendrán como principal interés la elaboración de chocolate.

 

AMPLIACIÓN

Las perspectivas parecen buenas cuando la consejera anticipaba incluso la posibilidad de la recalificación de una parcela cercana a Elgorriaga para una posible ampliación del negocio. Juan Carlos Valverde ha reconocido la intención de ampliar el negocio a la fabricación de tartas, labor principal de Tartalia, pero ha advertido de que lo principal es sacar a flote la fábrica y que la expansión "entra en el medio plazo".

 

En este sentido el alcalde de Ávila, José Luis Rivas, ha expresado su objetivo de "fijar la empresa y hacerla más grande", por lo que ha ofrecido la colaboración del Ayuntamiento para esa recalificación, "respetando los parámetros legales". Rivas ha dado la bienvenida a Tartalia a Ávila "sobre todo si es para salvar a una empresa en dificultades".

 

Por su parte la presidenta del Comité de Empresa, Petri Palomo, se ha mostrado escéptica con el acuerdo y ha afirmado que "no nos lo creeremos hasta que no veamos firmada la compraventa", pero que por el momento los trabajadores están contentos de que haya avances en la situación.