Tapias califica la actitud del PP de Arenas de “desoladora” por votar contra las medidas que palien las consecuencias de los desahucios

El PP de Arenas de San Pedro vota en contra de apoyar medidas que contribuyan a detener o paliar las consecuencias de los desahucios, algo que el portavoz del PSOE en el Ayuntamiento, Óscar Tápias, califica de “desolador”

El Portavoz  en el Ayuntamiento de Arenas de San Pedro, Óscar Tapias, ha calificado de “desolador” lo vivido en el último Pleno Ordinario en Arenas de San Pedro cuando en el momento de votar una moción presentada por el Grupo Socialista en el que se instaba a apoyar de manera fehaciente unas medidas que contribuyeran a detener o en el peor de los casos paliar las consecuencias de los desahucios.

 

Lo propuesto por el PSOE era solicitar al Parlamento y al Gobierno la dación en pago como medida básica. También suspender el cobro de la plusvalía en el impuesto municipal a los desahuciados por impago de hipoteca, salvo que el sujeto pasivo fuese la entidad bancaria. Que el  Ayuntamiento firmara el convenio para el fondo social de viviendas, y por último, la ruptura de relaciones comerciales con las entidades bancarias que hayan procedido a desahuciar a vecinos de arenas, sin intentar otros medios antes del desahucio.

 

Según relata Tapias, tras un intenso debate, el Partido Popular decidió votar en contra de esta moción “aduciendo peregrinos argumentos para justificar un voto que, a todas luces, ni ellos mismos se creían”. “Algún concejal dijo sin rubor que no podían votar a favor porque no era adecuado deteriorar la relación del Ayuntamiento con las entidades bancarias”, señala el portavoz del PSOE. “Nosotros nos preguntamos si ciertamente les importan más esas relaciones que el bienestar de unos vecinos que, además de múltiples problemas laborales y económicos, pueden verse desalojados de sus viviendas”, aduce.

 

Los concejales del Partido Socialista consideran que dada la grave situación que padecen todos los españoles en general y los arenenses en particular, son precisamente las instituciones más cercanas las que deben ejercer actuaciones contundentes para intentar minimizar las secuelas, y mucho más en circunstancias manifiestamente injustas como las de los desahucios, máxime cuando incluso desde la U.E. se ha ratificado el carácter abusivo de los contratos hipotecarios en España.