Sustraen botellas de oxígeno y acetileno en un polígono de Segovia

Dicho gas ha sido usado en el último mes para reventar cinco cajeros de distintas entidades bancarias en la provincia de Valladolid


SEGOVIA, 13 (EUROPA PRESS)

Autores desconocidos han robado botellas de oxígeno y acetileno en una empresa de carpintería metálica del polígono industrial El Cerro, situado en Segovia, a la que accedieron tras saltar la verja y forzar la cerradura. Casualmente, se trata del mismo gas que ha sido utilizado en el último mes para explosionar cinco cajeros automáticos de entidades bancarias de la provincia de Valladolid, robos saldados con un botín global cercano a los 56.000 euros.

Fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Segovia han informado a Europa Press de que los responsables de la empresa, Estrametal, interpusieron la denuncia del robo alrededor de las 10.30 horas del pasado día 11, aunque no han indicado la cantidad de botellas sustraídas.

La Policía investiga los hechos con el fin de conocer la autoría de los mismos, según las mismas fuentes.

GAS ALTAMANTE INFLAMABLE

El acetileno es un gas altamente inflamable, empleado en la actualidad en equipos de soldadura por las altas temperaturas que alcanzan la mezcla con oxígeno en un combustión.

Pero además, dicho gas ha sido también utilizado por la ya denominada 'banda del acetileno' para reventar, en menos de un mes, un total de cinco cajeros automáticos, el último este pasado martes en uno del Banco Santander ubicado en la calle Monasterio del barrio de Villa del Prado, en Valladolid capital, si bien entonces los 'cacos' no lograron llevarse dinero alguno al no poder acceder al cajetín.

El primero de los sucesos se registró el pasado 16 de noviembre en Arroyo de la Encomienda, donde los ladrones provocaron la explosión de un cajero de Caja España-Duero para lo que emplearon oxígeno, acetileno y gas. Aunque no hubo daños personales sí se produjeron importantes daños materiales, además de que los ladrones se llevaron unos 25.000 euros.

El pasado 28 de noviembre se registró un suceso similar en otro cajero de Caja España-Duero ubicado en la plaza Mayor de la localidad de Sardón de Duero. En este caso los ladrones, que se apoderaron de un botín de 10.000 euros, emplearon una batería y acetileno para provocar la explosión, lo que provocó importantes daños en la oficina de la entidad.

En la localidad de Aldeamayor de San Martín se registró un hecho similar el 4 de diciembre cuando explotó un cajero de Cajamar, donde los ladrones consiguieron apoderarse de un botín de entre 7.000 y 8.000 euros, aunque en este caso, al igual que en el anterior, no hubo daños personales que lamentar pero sí importantes destrozos materiales en la oficina.

El pasado sábado, 8 de diciembre, se produjo un nuevo incidente ene l barrio de La Victoria de Valladolid, donde los ladrones reventaron un cajero de Barclays ubicado en la calle Madreselva y se apoderaron de un botín de 20.000 euros.

Se da la circunstancia de que el 'modus operandi' usado es similar en todos los casos ya que los ladrones actúan de madrugada en un cajero ubicado en una zona poco transitada y que les permita huir rápidamente del lugar.