Susan Sarandon durísima con Woody Allen: "Creo que abusó sexualmente de una niña"

Susan Sarandon

El actor siempre ha negado que abusara de su hija. 

Susan Sarandon arremete contra Woody Allen, al que acusa de haber abusado de una menor. La actriz estadounidense coincidía esta semana en el Festival de Cannes con el cineasta neoyorquino, hacia el que no tuvo precisamente buenas palabras.

 

"No tengo nada bueno que decir de él", admitió la intérprete de 69 años. "Creo que abusó sexualmente de una niña y no creo que eso esté bien. No quiero entrar más en ese tema", añadió la estrella cinematográfica en un foro promovido por la revista Variety en la ciudad francesa.

 

Estas declaraciones de la artista se producen pocos días después de que el realizador de Café Society esquivara una vez más la polémica de la acusación vertida por su hija Dylan hace dos años sobre abusos sexuales en la niñez. "He dicho todo lo que tenía que decir sobre todo el asunto. Nunca leo nada sobre mí. He pasado página hace mucho. Nunca pienso en ello. Yo trabajo. He sido tan productivo en todos estos años por no pensar en mí mismo", decía a la prensa.

 

Era Ronan Farrow, el unido hijo biológico que tuvo el director de 80 años con la actriz Mia Farrow, lamentaba en una columna en The Hollywood Reporter, la complacencia con la que han tratado los medios al dramaturgo tras ser acusado de abusos físicos por su hermana.

 

"Creo a mi hermana, ya que como hermano que soy confío en ella. A sus 5 años sufría por la extraña conducta de nuestro padre con ella, que subía a su cama en medio de la noche, forzándola a que le chupara el dedo. Un comportamiento que le forzó a ir a terapia, enfocado en su conducta inapropiada con niños, antes de las acusaciones", dice en la extensa carta el periodista.

 

"Las acusaciones nunca fueron respaldadas por una condena penal. Esto es importante, debe dejarse claro siempre. Pero no es una excusa para que la prensa silencie a las víctimas, para nunca interrogar sus alegatos", añadía el hijo del Allen en una extensísima carta que el ganador de cuatro Oscar ni siquiera quiso comentar.