Suplantaban a la Guardia Civil para pedir inserción de publicidad y donaciones

Tres personas de una agencia de publicidad de Madrid son investigadas por la Guardia Civil tras descubrir que habían contactado con medio centenar de Ayuntamientos de la provincia de Ávila para pedir la inserción de publicidad en revistas o donaciones en nombre del Instituto Armado.

La Guardia Civil investiga a tres personas de una empresa de publicidad madrileña que instaron al menos a medio centenar de Ayuntamientos de la provincia de Ávila, en nombre de la Guardia Civil, a insertar publicidad en revistas o bien realizar donativos a esta institución.

 

Desde el Instituto Armado informan que llevaban meses recogiendo información como consecuencia de numerosas quejas y denuncias por parte de alcaldes de la Provincia, en el sentido de haber contratado publicidad o realizado supuestamente donativos a la Guardia Civil, dándose la circunstancia de que este cuerpo, como Institución pública, no solicita dádivas ni contrata publicidad a efectos institucionales.

 

La Jefatura de la Comandancia ordenó la realización de investigaciones a la Unidad Orgánica de Policía Judicial, que abrió una operación denominada 'PUBLICITY' de cuyas investigaciones se pudo constatar que al menos una cincuentena de Ayuntamientos de la Provincia habían sido instados, en nombre de la Guardia Civil, para la inserción de publicidad en revistas o bien para obtener donativos para la Institución, sus huérfanos o fundaciones, con lenguaje muy sugerente y a veces amenazante.

 

Una vez investigada la procedencia de dichas solicitudes se detectó que las mismas se realizaban desde una empresa de publicidad ubicada en Madrid, que nada tiene que ver con la Guardia Civil como Institución y que hablaba en nombre de la Guardia Civil para facilitar la contratación.

 

Esta empresa de publicidad, señalan, exclusivamente tiene contrato con una Asociación Profesional de la Guardia Civil que nada tiene que ver con las prácticas de contratación de la empresa de publicidad, toda vez que el referido contrato lo es solo para la edición de la revista de la asociación, desmarcándose completamente de la publicidad de la misma.

 

Una vez verificados los hechos, la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Ávila ha instruído diligencias y acusación en calidad de “investigados” del responsable de empresa mercantil, de su administradora y de uno de sus empleados como supuestos autores de los delitos de Estafa, de Falsedad en Documento Mercantil y Usurpación de funciones.

 

Desde la propia Guardia Civil alertan de un problema que afecta a personas e Instituciones que, obrando de buena fe, siendo inducidas a confusión y creyendo hacer un bien para Colegios de Huérfanos, Hermandades, Mutuas, Fundaciones, etc.…, y debidamente “manipuladas” por publicistas, contratan o intentan contratar anuncios creyendo que con ello se ayuda a la Institución.

 

Recomiendan, en el caso de que se tengan conocimiento de estas actitudes, que consulten con la Oficina de comunicación de la Comandancia o al Cuartel de la Guardia Civil más próximo.