Sube la ocupación turística positivamente en gran parte de Cataluña

Cataluña espera datos positivos en el ámbito turístico

A Cataluña le espera un verano lleno de datos favorables en la indústria del sector turístico, concretamente en lo que respecta a los alojamientos turísticos. La economía española empieza a recuperarse y se vé reflejado en el pequeño incremento del turismo nacional. 

La Asociación de Turismo Rural de Gerona, opina que en los meses de verano se seguirá una tendencia al alza, ya que por ahora se están incrementando número de las reservas en los alojamientos rurales, y se espera que éstas aumenten aun más. Si se hace un análisis en las comarcas que conforman la província, las que están en la costa, Alt y Baix Empordà, su índice de ocupación es del 75% para el mes de Julio y del 85% para el mes de agosto. Y las comarcas que están en la montaña un 60% y un 80%, respectivamente.

 

Con respecto a la procedencia de los turistas, la mayor parte de ellos son nacionales. De los turistas extranjeros, los principales mercados  emisores son Francia y Benelux. Muchos de ellos buscan hoteles baratos en Gerona con Expedia, lo que debido a sus ofertas, han influido en que también se vea incrementada la ocupación hotelera de la província.

 

En el caso de Barcelona, no se espera lo mismo para las estancias hoteleras, es decir, se prevé que sigan un comportamiento parecido al año pasado. Todo esto presentando índices de ocupación del 80% para el mes de julio y del 85% en agosto, tan favorable como siempre se ha dado. Los principales países para la capital son Francia, Reino Unido y los países nórdicos.

 

Por otra parte, en Tarragona lo que destacan son los Campings. La Asociación de Campings opina que este año se mejorará mucho más su ocupación, lo que se espera una situación mucho más favorable que el año pasado. Hasta ahora se está presentando un índice de ocupación del 60% pero es muy probable que para el mes de agosto éste aumente.

 

Por lo contrario, en su costa, Costa Daurada, no se espera una tendencia creciente, sino más bien decreciente. La ocupación hotelera está siendo entre un 10% y un 15% menos a la del año pasado. Esto se debe a que el turismo procedente de Rusia está cayendo.

 

Para terminar, queda la província del interior, Lleida, la cual está teniendo este verano una temporada muy positiva. Se han incrementado tanto la llegada de turistas como el número de pernoctaciones, lo que favorece muy positivamente a la rentabilidad económica de la provincia. Tanto en las estancias hoteleras como en las extrahoteleras tienen un buen nivel de ocupación, mucho mejor que en el año pasado. Y, por supuesto, se espera que mejore mucho más en el mes de agosto.