Spottorno renuncia a ser consejero del Rey por el escándalo de las tarjetas de Caja Madrid

El exjefe de la Casa del Rey, Rafael Spottorno.

El exjefe de la Casa del Rey Rafael Spottorno ha presentado este martes su renuncia como consejero privado de Felipe VI para salvaguardar la imagen de la Corona tras aparecer su nombre en la lista de directivos y consejeros de Caja Madrid que hicieron un uso fraudulento de las tarjetas en b de la caja madrileña.

En un comunicado remitido a Europa Press, Spottorno justifica esta renuncia para evitar perjudicar el "prestigio de la Corona" a pesar de que asegura que "en ningún momento" hizo un uso indebido de la tarjeta de crédito que recibió al incorporase a la Fundación Caja Madrid. "La empleé para lo que, al entregarla, se me dijo que podía emplearla y en los términos y con los límites que se me fijaron", señala en su comunicado. El diplomático indica en su nota que se reserva la posibilidad de aportar las informaciones pertinentes sobre este caso "cuando sea posible profundizar serenamente en este asunto". No obstante, insiste en que para evitar "cualquier malentendido y más aún cualquier intento de comprometer en ese asunto la figura del Rey" ha presentado su renuncia.

 

El Rey ha recibido esta renuncia a última hora de la tarde de este martes y la ha aceptado al tiempo que ha agradecido su consideración hacia la Corona, según han informado a Europa Press fuentes del Palacio de la Zarzuela. El nombramiento de consejero privado es un gesto de deferencia que el Rey Juan Carlos siempre tuvo con sus anteriores jefes de la Casa del Rey y no supone una vinculación orgánica a la institución. Spottorno fue jefe de la Casa del Rey desde 2011 y relevado por Jaime Alfonsín con la llegada de Felipe VI al trono.

 

Su nombre figura en la lista de 86 directivos y consejeros de Caja Madrid que utilizaron presuntamente 'tarjetas b' para gastos personales por valor de más de 15,2 millones de euros entre los años 2003 y 2012. Este exdirectivo de Caja Madrid devolvió unos 17.000 euros correspondiente a los gastos efectuados con las tarjetas de Caja Madrid en 2011 y 2012, aunque en años anteriores había llegado a gastar 223.900 euros.