Sorprendente aventura, realidad virtual para entrar en un cuadro de Dalí

El visitante de un museo puede pararse frente al cuadro y fijarse en los trazos del pintor, los colores, las formas y todos los detalles que pueden existir sobre el lienzo, pero ¿qué pasaría si fuese posible adentrarse en él y tener la sensación de formar parte de una obra de arte? 

En Estados Unidos, el Salvador Dalí Museum ha hecho posible que el visitante de un museo pueda adentrarse en un cuadro y tener la sensación de formar parte de esa obra de arte, para ello han juntado un cuadro de Salvador Dalí y realidad virtual, y el resultado es sorprendente. 

 

Este museo, situado en San Petersburgo en el estado estadounidense de Florida, ha elegido 'El Ángelus', pintado por el artista figuerense, para experimentar la realidad virtual en un cuadro. Sólo hay que ponerse unas gafas de realidad virtual y así el afortunado se encontrará al instante dentro de la obra de Dalí y podrá andar, mirar hacia cualquier parte que desee y acercarse a los detalles como si estuviera en el escenario de la pintura. 

 

Sólo es posible experimentar 'El Ángelus' en este museo estadounidense. Para aquellos que no pueden acercarse hasta allí, el centro ha publicado un vídeo en el que se puede observar cómo se vería a través de estas gafas. Puedes verlo a continuación. 

 

 

El Salvador Dalí Museum de Florida concentra la mayor colección de obras de Dalí fuera de Europa, y entre ellas se encuentra 'Torero alucinógeno' o 'El descubrimiento de América por Cristóbal Colón'. El cuadro elegido para esta experiencia, 'El Ángelus', está en realidad basado en la obra del pintor francés Millet del mismo nombre. En ella aparece representada la nobleza del mundo rural y, según Dalí, era la "obra pictórica más íntimamente turbadora, la más densa".

 

No es la primera vez que los cuadros de Dalí se vuelven 'vivientes'. En 2003 se lanzó 'Destino', un cortometraje fruto de la colaboración entre Salvador Dalí y Walt Disney en 1946. En él se cuenta la historia de amor entre Cronos y una mujer, y todo ello con ilustraciones animadas al más puro estilo de Dalí. 

 

 



 

 

 

Foto: EP