'Sonido de viento' para Mañueco en Würzburg

Todo el pabellón pitó al alcalde de Salamanca cuando fue nombrado por la megafonía, primero en el homenaje a Isa Sánchez y más tarde, en la entrega de trofeos.

Que el pabellón de Würzburg es una olla a presión no sorprende a nadie... que grita, que pita, que ruge... eso lo demuestra cada vez que Avenida juega. Los pitos, la mayoría de las veces van dirigidos al equipo rival o a los árbitros, menos en la celebración de la Supercopa, que tuvieron  otro objetivo.

 

Y ése no fue otro que el alcalde de la ciudad, Alfonso Fernández Mañueco, que fue sonoramente pitado cuando fue nombrado, primero en el homenaje a Isa Sánchez, y después en la entrega de trofeos.

 

Pero... ¿por qué? ¿Será por Las Malotas... o por su gobierno en la capital...? ¿O por querer salir siempre en la foto? Cada uno que saque sus propias conclusiones.