“Son gente normal que ha tenido una vida normal”

La Subdelegación del Gobierno de Ávila a través de Cruz Roja y el Banco de Alimentos hacen balance de las personas atendidas por el Plan de Alimentos 2012. El número de personas ha aumentado un 0,5% respecto al año 2012 y las previsiones para la nueva campaña es que se siga incrementando

El Plan de Distribución de Alimentos coordinador por la Subdelegación de Gobierno en Ávila, y que cuenta con la colaboración de Cruz Roja y el Banco de Alimentos llega en las tres fases de 2012 a unas 8.144 personas, entre adultos, niños y lactantes.

 

En total se han repartido 296.266 kilos/litros de alimentos que en el mercado tendrían un coste de 331.700 euros. En el mismo han participado 87 entidades colaboradoras, además de los dos centros de distribución mencionados anteriormente.

 

El Plan se divide en tres fases, Javier Cerrada presidente de Cruz Roja, señala que “se tiene que hacer un reparto rápido, que no dura más de una semana y confidencial para que nadie sepa a qué familias o personas llega la ayuda”.

 

La primera de las fases se realizó del 1 de junio al 5 de julio de 2012, distribuyéndose en 25% de los alimentos dispuestos. La segunda se hizo del 1 de octubre al 9 de noviembre con otro 25% de los productos a repartir. Y la tercera y última de la campaña se hizo entre el 21 de enero y el 22 de febrero de 2013 en la que se repartió el 50% restante.

 

Para ello se constituye una comisión provincial en la que participan la Subdelegación de Gobierno, la Junta de Castilla y León, la Diputación Provincial, los Ayuntamientos de la provincia, los servicios sociales, la Casa de la Misericordia, las parroquias, alguna ONG, junto con representantes de los beneficiarios y las dos entidades que se encargan de la distribución en la provincia de Ávila (Cruz Roja y el Banco de Alimentos).

 

Se han repartido 16 productos básicos, no perecederos y considerados de primera necesidad. Entre ellos cabe destacar “el aceite, que era un producto demandado y que llevábamos dos años sin poder incluir en la distribución”, como señalaba Cerrada. Pero también legumbres, conservas, pasta, cereales infantiles o potitos, entre otros.

 

Por su parte Fernando Gutiérrez Berrojalbiz, responsable del Banco de Alimentos, afirmaba que “hemos detectado que cada vez más personas de las que demandan alimentos es gente normal que ha tenido una vida normal. Y con estos productos les ayudamos a paliar un poco las necesidades que tienen”.

 

Según los datos que manejan ambas instituciones el número de usuarios lleva subiendo dos años y las previsiones es a que siga subiendo en el año 2013.

 

Ya está preparado el Plan de Ayudas para el presente año que, como señalaba José Luis Rivas, Subdelegado del Gobierno, “tendrá una cuantía para toda España de 85.618.342 euros cinco millones más de euros que en la campaña de 2012”.