Solosancho rechaza la mina a cielo abierto proyectada en la Sierra de Ávila

Según el acuerdo por unanimidad adoptado este lunes por la Junta de Gobierno del Consistorio.

El Ayuntamiento de Solosancho ha manifestado su total oposición a la instalación de una mina de extracción de feldespato en la Sierra de Ávila, entre otras razones por el "severo impacto visual y paisajístico que produciría en esta comarca, así como en el Valle Amblés, afectando de manera muy negativa a la actividad turística de estas zonas de la provincia".

 

Según el acuerdo por unanimidad adoptado este lunes por la Junta de Gobierno Local del Consistorio, esta actuación conllevaría una alta contaminación atmosférica, a base de polvo, incontrolable en cuanto a las explosiones, que se vería incrementada por el tránsito de maquinaria y camiones, incluso regando las pistas, especialmente en períodos estivales y de sequía, según ha explicado el alcalde del municipio, Benito Zazo.

 

Dicha contaminación atmosférica, ha apuntado el alcalde, "se trasladaría a pueblos y zonas cercanas, tanto del Valle Amblés como de la Sierra de Ávila, dado que la ubicación de la mina se encuentra en la cumbre, careciendo de cualquier abrigo natural y soportando vientos constantes, que son el principal motivo de la instalación del parque eólico colindante".

 

El escrito de alegaciones del Ayuntamiento de Solosancho considera "del todo inaceptables" los posibles malestares y enfermedades en cuanto a la salud de la población humana y a la de sus animales, que son parte importante de la economía actual en la zona, a lo que se suma la contaminación de pastos y de puntos de captación de agua.

 

En este sentido, según el alcalde, se perderían los empleos actuales de la zona "así como gran parte de la población que vive en estas zonas o que viene a pasar temporadas de descanso y/o vacacionales por la pureza de su aire, entre otras razones, afectando de modo irreversible al sector turístico y hostelero tanto de la Sierra de Ávila como del Valle Amblés".

 

En relación con la contaminación acústica debida a explosiones y machacado de mineral, que afectaría tanto a la población como a la ganadería cercana y a la fauna silvestre, las alegaciones de Solosancho advierten de que se vería disminuida la calidad de vida de los habitantes y de su ganado, ejerciendo además la mina un importante impacto negativo en los cotos de caza actualmente existentes que conllevaría su quiebra.

 

Igualmente, asegura que se produciría una afección negativa irreparable de los cursos de agua, con la correspondiente pérdida de manantiales, fuentes e, incluso, arroyos, así como la contaminación de acuíferos y pozos de ambas vertientes de la Sierra, haciendo insostenibles tanto las actividades ganaderas como el abastecimiento a las poblaciones cercanas.

 

El Ayuntamiento de Solosancho alerta también del grave impacto negativo sobre la gran riqueza de recursos vegetales y faunísticos existentes en la zona, donde existe un espacio natural protegido a través de la Red Natura 2000 (ZEC ES4110112 y ZEPA ES4110086), colindante con la explotación pretendida.

 

Según el alcalde de Solosancho, no puede olvidarse tampoco que esta explotación atiende a un interés particular, que la Junta de Gobierno Local entiende que no puede prevalecer frente al interés general de los habitantes de la Sierra de Ávila, del Valle Amblés e, incluso, de Ávila capital y otras zonas que no se verían exentas de consecuencias ambientales negativas.

 

Por todo ello, el Ayuntamiento de Solosancho solicita a la Junta de Castilla y León, así como al resto de instituciones y agentes implicados, que se emita una Declaración de Impacto Ambiental negativa y se dé por cerrado el expediente de referencia. Además, solicita que se tenga en cuenta al Ayuntamiento de Solosancho como parte interesada y, en consecuencia, se le informe de todos y cada uno de los cambios e incorporaciones que se produzcan en lo relativo al expediente de dicho proyecto.

Noticias relacionadas