Sólo un 12% de los trabajadores españoles admite que busca un nuevo empleo

Aragoneses, valencianos y castellanos y leoneses son los profesionales españoles que en menor medida buscan un trabajo nuevo, ya que incluso se sitúan por debajo del 6%

La actual situación del mercado laboral ha modificado ciertas pautas en el comportamiento de los trabajadores. Sólo un 12% de los trabajadores españoles admite que busca un empleo nuevo, según el Informe Workmonitor de Randstad, empresa líder en soluciones de recursos humanos, que consulta la opinión de profesionales de 29 países.

Esta variable, que se mantiene relativamente estable desde los últimos dos años, ha modificado también algunos hábitos no sólo de los trabajadores, sino también de las empresas, ya que pese a la actual tasa de paro, que se sitúa en el 20,89%, el nivel de contrataciones ha disminuido un 23% desde julio de 2007 hasta el mismo mes de este año, según datos registrados por el Instituto Nacional de Empleo (INEM).

En los últimos seis meses estos datos se corroboran porque sólo un 13,2% de los profesionales españoles en activo admite que ha cambiado de trabajo durante los últimos seis meses del año, según el Informe Workmonitor, quien además asegura que el miedo a perder el empleo ha llevado a la mayoría a optar por desarrollar su carrera profesional en el seno de su actual empresa.

En cuanto al género no hay diferencias, ya que es la misma proporción de hombres que de mujeres las que se encuentran actualmente buscando un empleo nuevo, es decir, un 12% de los encuestados, pero donde si se encuentran contrastes es en materia de edad.

Los profesionales que con mayor énfasis reconocen que están buscando un empleo nuevo son los que se encuentran en la horquilla de edad que va de los 34 a los 44 años de edad (13%), mientras que en el lado contrario se sitúan aquellos profesionales que se encuentran entre los 55 y los 64 años, es decir, quienes se sitúan más cerca de la jubilación y que sólo admiten esta consideración en un 5%.

En cualquier caso, el Informe Workmonitor deja claro que en todas las franjas de edad restantes esta percepción es inferior al 10%, lo cual indica el cambio sustancial de hábitos que ha supuesto la actual situación laboral en la percepción que tienen los españoles a la hora de afrontar su carrera profesional.

En cuanto al nivel de educación, la muestra refleja también pocas diferencias, ya que en ningún caso se alcanza el 15%. Los profesionales españoles con un nivel bajo de educación son los que se muestran más dispuestos a buscar un trabajo nuevo (14%), mientras que los que tienen estudios universitarios sólo lo reconocen en un 8%, una cifra muy baja y que indica el cambio de hábitos de los españoles en esta materia.

Diferencias a nivel regional

El Informe Workmonitor también ofrece datos regionales sobre esta percepción. Aragoneses (4%), valencianos (6%) y castellano-leoneses (6%) son los profesionales que menos interés tienen en buscar un empleo nuevo. Tras ellos se sitúan canarios (6%), baleares (8%), asturianos (8%), murcianos (10%) y gallegos (11%).

En el lado contrario de la balanza se sitúan extremeños (30%), castellano-manchegos (19%) y madrileños (17%), como los trabajadores que con más ahínco están buscando un empleo nuevo, aunque exceptuando a los primeros las proporciones son inferiores al 20%. Este hecho tiene relevancia si se analizan los últimos datos del Ministerio de Trabajo, que asegura que Castilla La Mancha es una de las pocas CCAA donde el paro bajó en septiembre. Tras ellos, vascos (16%), andaluces (13%), catalanes (12%) y navarros (11%) se sitúan a la cabeza de este ranking, aunque siguen presentando cifras relativamente bajas.